turf

“En Uruguay no nos damos cuenta del efecto Invasor”

Pablo Regent, Contador público y turfista de raza, fue uno de los creadores de La Aruera Racing Club, primer sindicato de dueños de caballos de carrera. “Con más propietarios, tendremos un turf fuerte”.

Pablo Regent
Pablo Regent

Héctor García 

-¿Cómo han sido las primeras experiencias con La Aruera Racing Club?

-Estamos viviendo una muy linda experiencia como miembros de este club que es La Aruera. Debutar ganando en Brasil y haber ganado ya con dos de los tres que han corrido anima mucho a que los miembros se sientan muy motivados.

-¿ Los no hípicos comenzaron a sentir la adrenalina de las carreras de caballos?

-Es impresionante cómo gente que era ajena a este mundo hace apenas seis meses está prendida con los entrenamientos, las inscripciones y todos los detalles que los burreros sabemos disfrutar.

-¿Qué sensaciones tuvieron en esa primera victoria?

-Tocó un viernes, además con tormenta, pero igual había más de 20 socios presentes. Y la mayoría de los demás siguiéndolo por internet. Uno incluso lo vivió desde Londres y otro desde Bogotá. No te imaginás lo que fueron los comentarios en las redes que compartimos. Además, aunque el caballo ganó bien, al ser un final sin luz la emoción fue total.

-¿Hay posibilidades o idea de que se pueda armar otro sindicato?

-Estoy trabajando en un sindicato nuevo, solo de potrillos y potrancas. La idea tomó forma el día del Latino. Algunas personas del exterior se acercaron para saber de qué se trataba La Aruera. Les gustó el concepto de poder correr en Maroñas sin estar aquí. Además, el formato gusta pues jurídicamente está blindado. No fue menor el efecto Invasor, no nos damos cuenta en Uruguay lo que significa para la gente este animal. Tanto es así que la idea que está tomando forma sería con tres o cuatro hijos de Invasor. En esto de apostar a un dos años hay mucho de ilusión y para ello nada mejor que la épica que rodea a Invasor.

-¿Con cuántos socios se puede armar, cuántos caballos pueden tener y a qué costo?

-Este nuevo fideicomiso tiene un tope de 50 socios. Pero ya hay algunos que desean entrar con más partes. De todas formas, queremos que esté bastante atomizado pues parte fundamental de este concepto es que haya muchos partícipes y que además para nadie sea una inversión desmesurada. La apuesta es a sacar un crack, siempre es la apuesta en un dos años, pero jugando con más chances, para muchos, es el camino. Como va a ser un sindicato de tres años la cuota mínima va a ser mayor al de La Aruera, aún no está definida del todo, pero seguramente esté en 6000 dólares, pensión y remate incluido.

-¿Cuándo cierra el período y qué se hace con lo ejemplares?

-Al finalizar el plazo del fideicomiso los animales van a remate y con lo que se obtenga, más los premios que haya habido, se hace la liquidación de la operación, repartiendo el resultante. Tener fecha de cierre garantiza que nadie queda enganchados a seguir pagando vaya a saber uno hasta cuando. Te comento que todos los miembros de La Aruera se afilian como socios a APC. No solo ganan ellos por los beneficios, sino que también se fortalece a la APC, algo que si queremos un turf fuerte es imprescindible.

Escritor y turfman
Junto a la librería Linardi & Risso, Pablo Regent lanzó “El Último Disco”, un destacado libro con gran aceptación por gran parte de la grey burrera.
La obra trata de un ávido periodista, un veterano de mil carreras y varios personajes del mundo del turf que atrapan al lector desde el primer instante.
Propietario de varios pura sangre, integrante de varias barras y chaquetillas, prepara nuevo fideicomiso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º