Turf

Triple coronados en el tiempo

Setenta años no son nada en las Pollas

Sir Fever. Debuta en Meydan con la mira al 28 de marzo.

Son veinte los triple coronados en el Hipódromo de Maroñas antes de la reapertura. Desde Ricaurte en 1913 a Parsiphal en 1994 se destacan varios potrillos que lograron las tres gemas, como así la inigualable Verona que ganó tal presea en 1915. Hasta la fecha, es la hija de Maroñas y Folie la única fémina que pudo derrotar a los machos en los 2000 metros del Jockey Club y en los 2500 del Gran Premio Nacional. Dentro de los profesionales que siguen en actividad, son Alcides “Pico” Perdomo, Walter Báez y Mario González los que han logrado como jockeys la tan buscada Triple Corona. Perdomo en 1962 con Locoloco, Báez en 1971 con Chocón y Mario González con Hampstead (su hijo así se llama en honor al pingo) en 1977 y con Monacilio en 1980.
Los únicos cuádruple coronado que siguen en el “metier” son Mario Rodríguez, en aquel entonces como jockey, y Luis Soria ,que aún sigue en la cuida.
Luego de la reapertura, en 2005 el gran Invasor logró obtener las tres gemas al derrotar en forma consecutiva al bueno de Potri Flash y Sir Fever que en 2014 logró obtener Polla, Jockey Club y Nacional bajo los cuidados de Jorge Píriz y la guía de Federico Píriz.
A Invasor lo guiaron Fernando Olivera y Gustavo Duarte bajo los cuidados de Aníbal San Martín.


Setenta años no son nada en las Pollas
En el año 1949, más de diez botijas con 16 y 17 años entraron a trabajar el viejo Jockey Club de Montevideo. Época de oro del club enclavado en 18 de Julio y Andes, llamado el Palacio de Mármol.
Era la primera experiencia laboral para todos en la sede social. En ocasión de la tradicional Polla de Potrillos fueron llamados a asistir a colaborar al Hipódromo de Maroñas. Y para varios de ellos era la primera vez que asistían al viejo Jerárquico de Ituzaingo para poder ver con sus propios ojos el triunfo de Luzeiro, que luego se consagró triple coronado con la monta de Numan Laline. Uno de ellos, tuvo un solo trabajo a lo largo de su vida y supo transmitir la pasión por los caballos a sus descendientes.
¡Disfruta de las Pollas, Catalán!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)