Disco y Foto

Sir Fever: sueños de petróleo

Hace dos años en Maroñas, a esta altura del año, era todo esperanza con un potrillo de la familia Píriz. El nombre del "futuro crack" era Sir Fever, que ilusionaba en las pista a todos. Corría y deslumbraba con facilidad, dueño de un poder locomotriz de excepción.

Los meses y los clásicos pasaban y el defensor del Oro Negro trituraba rivales en cada una de sus salidas. Al inicio de la Triple Corona, con 7 en 7, el descendiente de Texas Fever envió a Fletcher a competir a estelares secundarias dado que desparramaba a sus rivales en cada salida.

Ambos se encontraron en el Derby donde Sir Fever y no sólo ganó, lo hizo de forma autoritaria; ganó la Triple Corona bajo el aplauso de toda la afición.

Semanas más tarde, la petro oferta llegó y el crack invicto de diez partió hacia su nuevo y diferente hogar: Dubai. Cambió de aires, largo viaje, diferente trato, de ser el rey de la caballeriza de Píriz, Sir Fever pasó a ser una esperanza de su nuevo propietario. Debut, pérdida de invicto llegando segundo y luego un fallo clásico que lo relegó en su caballeriza. Poco se ha sabido de Sir Fever desde estos lados, sólo llega la información de que no será de la partida en el día más importante de la Hípica de Meydan.

Nuestro Rey reside en Meydan con el recuerdo de todos nosotros a sabiendas que nunca más volverá s ser el Sir Fever que conocimos.

Hoy, es el Sir Fever de Godolphin, uno más entre tanto petro dólares que rodean el ambiente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados