EN EL DISCO

Semestre que cierra en alza

El anuncio de la llegada de varios padrillos a nuestras praderas es noticia más que halagüeñas para el turf y elevage de Uruguay.

HÉCTOR GARCÍA

Desde la reapertura, han sido varios los haras que han apuntado alto en cuanto a importación de sementales de alta consideración como así también de madres de excelentes orígenes.

Hoy, a año y medio de la disputa del Longines Gran Premio Latinoamericano y a la inauguración de la pista de césped —realidades no virtuales— podemos sí soñar a futuro con ejemplares nacidos y criados en elñ país, disputando palmo a palmo con nuestros vecinos del sur las carreras más importantes del continente.

Hoy, el turf oriental goza de muy buena salud: el hipódromo se encuentra en obras para tener más y mejores boxes y en la citada pista de césped; los premios que se reparten son sostén de la actividad; la consolidación de Las Piedras es lo que Maroñas necesitaba, un socio ideal para albergar animales que no logran sobresalir en el Jerárquico y en varias ocasiones un hipódromo de testeo para animales jóvenes.

La visita del representante de la Breeders que no escatimó elogios hacia nuestra actividad con la posibilidad de que, en el futuro, Maroñas tenga una clasificatoria para la Serie americana a sabiendas que los padrillos nominados radicados en el país va a crecer, indica que estamos en el buen camino.

Con la mira en alto, todos crecemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)