TURF

Fin de semana completo, Epsom, el Belmont, el Yasuda Kinen y 30 carreras de Grupo.

Turf internacional de la mano de Joe Nelson 

Derby epsom
El Derby de Epsom 2021.

El Derby, la “suerte de un jockey” y las “apuestas globales”

No solamente hubo clásicos el fin de semana en el Hipódromo de Maroñas, sino también y especialmente en aquellos del Hemisferio Norte donde disfrutan la Primavera y la vuelta del publico, con aforos. Hubo Clásicos de los buenos y con algunos de los mejores caballos del mundo en las pistas, unas 30 carreras de Grupo. Si empezamos por el Derby de Epsom, este año quizás debiera habérsele agregado el nombre de Urban Sea, la ganadora del Arco del Triunfo del año 1994, madre de Galileo y Sea The Stars, ya que de los 12 competidores 10 de ellos eran o bien hijos de Galileo, de algún hijo suyo o de su hermano Sea The Stars.

Sin duda sería un interesante argumento para el Stud Book de USA que limitó el número de yeguas que puede recibir cada temporada un padrillo, para preservar la diversidad del pool genético. Pero esta semana no tenemos espacio para esos problemas judiciales que tan bien se llevan a cabo en Kentucky.

El Derby en Epsom y las apuestas

En Epsom continuó con éxito el sistema de apuestas “Global Pool”, que con base en Hong Kong, las recibe de todo el mundo (léase Asia) sobre 17 días en los cuales se corren Clásicos de Grupo en Inglaterra. Cuando el sistema comenzó en 2019, el Global Pool aportó apenas 2 millones de Libras, pero éste sábado las ventanillas digitales alcanzaron a mover 26 millones de esa moneda.

Similar éxito ha tenido el sistema sobre el meeting de Ascot, que es el próximo en la grilla Europea de super carreras, ya que de 92 millones de Libras iniciales en 2019 las apuestas alcanzaron el año pasado a 137 millones.

Los Hipódromos de Asia, que saben que todo el mundo quiere llegar a sus apostadores, son sumamente cautos para aceptar carreras del exterior, pero éste acuerdo con Inglaterra seguramente abrirá de a poco las puertas del que hoy sin duda es el más grande mercado de apuestas del planeta.

El triunfo de Adayar

Para alegría y sorpresa de la gente de Godolphin el ganador del Derby fue el que aparecía como su “3er caballo”, Adayar, el hijo del campeón Frankel, con una familia materna que tiene 5 generaciones “en la casa”.

El pupilo de Charles Appleby,para alcanzar a los punteros, tuvo que pasar por un pequeñísimo lugar sobre los palos que demostró la bravura del potrillo y su jinete, el bueno de Adam Kirby que tuvo su fin de semana de suerte por varios motivos.

No solamente por haber pasado por ese lugar sin tropiezos, sino porque la noche anterior de la carrera se había quedado sin monta, ya que al caballo que iba a montar, John Leeper, lo subieron a Frankie Dettori que se había quedado sin monta por un retiro. Al enterarse de esto, el trainer de Adayar, Charlie Appleby, lo llamó a Adam Kirby y le dió la monta, dejando de a pie al ganador de la estadística Osisin Murphy, porque Adam era quien había montado siempre al caballo. Adicionalmente Kirby tuvo otros momentos de suerte para llegar al disco, ya que Appleby, el miércoles anterior a la carrera pensaba no anotar al caballo, pero el Sheikh Mohammed por teléfono lo convenció de ratificarlo, por aquello de que el Derby se corre solamente una vez.

Además de todo esto, Kirby contó que este año está corriendo porque el Jockey Club permitió cargar sobrepeso a los jockeys por estar cerrados los saunas del Hipódromo, así que el jockey, alto y fuerte, aprovechó también esa oportunidad. Finalmente, su relación con Appleby y Godolphin es de 20 años ya que él y su hermano, dos verdaderos gauchos irlandeses, doman y hacen pre-training de todos sus 2 años.

Alegría para el Godolphin

Es difícil imaginar gente mas contenta que la de Godophin, Appleby y Kerby, pero créanme que se los encontraba entre los “bookmakers” que celebraban que el ganador haya pagado arriba de 20 y el segundo arriba de 50, ahorrándose muchos millones de Libras en apuestas a los favoritos, tal como lo consignaron en sus declaraciones los representantes de las casas de apuestas. Aidan O’Brien obtuvo el tercer llugar con Bolshoi Ballet, el único ratificado de los 6 que prometïa correr al cuidador Irlandés.

O’Brian en Irlanda y el Sheikh también en New York

De todas maneras O’Brian el día anterior puso en pista una máquina de correr, Snowfall (Deep Impact), y se llevó los Oaks por nada menos que 16 cuerpos, todo un record para Clásicos en Inglaterra e Irlanda en los últimos 100 años. Para recordar algo parecido hay que remontarse a los 11 cuerpos de Frankel en el Queen Stakes del 2012, los 10 de Hawk Wing en el Lockinge del 2013 o los 13 de Septimus en el St. Leger del 2008. Snowfall es hija de Deep Impact (Sunday Silence), padrillo que sumó otro Grupo 1 a la medianoche nuestra en Japón como veremos mas abajo, ratificando que es sin duda el iniciador de una dinastía que competirá con Galileo por muchos años.

De hecho la ganadora es producto de la cruza con una de las buenas yeguas madres que Coolmore enviaba a Japón a servirse con ese padrillo, y que ya ha dado otros Grupo 1 en Europa como Fancy Blue (Prix de Diane), Saxon Warrior (2000 Guineas) o Study of Man (Prix du Jockey Club).

Otra alegría para el Sheik

Unas horas después otro pupilo del Sheikh Mohammed y su caballeriza Godolphin cruzaba primero el disco en el Belmont Stakes corrido en New York, con carácter de favorito, el tordillo Essential Quality, otro hijo de Tapit (Pulpit) que gana ese Clásico (con éste ya son 4). Essential Quality, que había llegado inivicto al Derby de Kentucky (entró 4to, con un desarrollo desfavorable), dejó pasar el Preakness y llegó fresco al Belmont. El ganador vino toda la carrera cerca aunque vigilando los fuertísimos parciales que Rock Your World (Candy Ride) y Rod Hot Charlie (Obow) imprimían a los primeros 1600 metros, luego de rajadores 44 3/5 y 1.12, para ya en la larguísima recta final cargar por fuera y dominar a Hot Rod Charlie que acusó el cansancio pero dejó una gran impresión.

Para cerrar el triplete, los muchachos de Godolphin también se llevaron el Grupo 1 Just A Game Stakes en el mismo Hipódromo, con un 1-2 de sus yeguas Althiqa (Dark Angel) y Summer Romance (Kingman) sobre la milla de pasto en ligerísimos 1.33.90. La jornada no contó con caballos de Bob Baffert, que empieza a sentir el rigor de las sanciones que comienzan a llegarle por éstos días.



En Japón perdió la gran favorita para “alegría” de otros

Por el lado de Japón llegó la carrera mas esperada de cada año, el Yasuda Kinen, que se corre en el Hipódromo de Tokyo sobre 1600 metros de pasto, para caballos de toda edad.

En muy veloces 1.31.70 otro hijo de Deep Impact, Danon Kingly, puso su cabeza en la raya por sobre la gran favorita Gran Alegría (Deep Impact) dejando al 3 años Schnell Meister (Kingman) tercero a medio largo.

El Yasuda Kinen no solamente es la carrera que corona al “millero de la Primavera” sino que también tiene la particularidad que algunas gateras son completadas mediante el voto popular, que por millones, llegan al Hipódromo.

La bolsa de premios es de algo mas de 2.3 millones de dólares y los aficionados dejaron en ventanilla centavos menos que 300 millones, de los cuales unos 190 millones se jugaron en el Clásico, que, insisto, es el mas popular del País.

En el año 2019 se jugaron unos 25 mil millones de dólares, aproximadamente el 97% fuera de los Hipódromos, y casi el 50% se apostó sobre trifectas e imperfectas.

Deep Impact sigue a tope

El ganador, Danon Kingly, le dió al padrillo Deep Impact su ganador número 51 en Grupos 1 habiendo llegado al número 50 el día anterior en los Oaks de Inglaterra con Snowfall. Su madre es hija de Caressing (Storm Cat), campeona a los 2 años en USA y ganadora a 96 pesos de la Breeders Cup Juvenile Fillies del año 2000, sport recordado y festejado por un amigo Argentino que la supo poner en su Pick 3 del milenio.

Para aquellos que tengan algo de liquidez y quieran comprar algún hijo de Deep Impact, el próximo mes se realizará en Japón la Subasta Especial, que incluye hijos de su última generación.

Las Perlitas de Joe

Los hijos de Candy Ride como padrillo continúan cruzando. El fin de semana ganó el tercer producto de Gun Runner en LoneStar Park.

Después de 20 años de ser el número 1 del turf de Irlanda y top 3 de Europa, Brian Kavanagh termina su cuarto mandato y ahora será CEO del Hipódromo de Curragh en ese País. Brian es un libro abierto de turf y gran amigo de Sudamerica, a la que siempre ayudó con su voto y palabra en los tiempos en los cuales la Región organizaba sus ratings.

A pesar de no haber tenido ningún ganador de Grupo 1 esta semana, Into Mischief sigue liderando la estadísitica de padrillos de 3 años por sumas ganadas en arena en USA. Lo siguen de cerca Curlin, Smart Strike, Constitution y el interminable tordillo Tapit, que acaba de producir al ganador del Belmont Stakes.

Las ventas de productos de 2 años en training siempre traen anécdotas interesantes, en éste caso para Blanford Bloodstock, que vendió un 2 años hijo de Dark’s Angel en 410 mil Libras que había comprado de año en 6 mil. Será difícil mejorar ese retorno a la inversión en lo que queda del año.





Mojo Star, el potrillo que fue 2do en el Derby de Epsom y que prometía pagar 50 a 1, tiene futuro clásico pero de Grupo 1 en el Derby de Francia, aunque sus dueños lo tenían anotado al buen hijo de Sea The Stars en un Grupo 3 el próximo mes.

Con 8 Grupos 1 en el programa, Belmont Park concitó la atención de todos el sábado y las ventanillas recibieron 112 millones de dólares en apuestas, superior al anterior año normal, que fue el 2019. 60 millones se jugaron en el Belmont Stakes.

Galileo es el abuelo de la ganadora de los Oaks, Snowfall, y del ganador del Prix du Jockey Club, St. Mark’s Basilica.

Si bien el “segundo frasco” confirmó el positivo del caballo de Bob Frankel en el Kentucky Derby, la sanción oficial aún no fue emitida. Bob y su abogado prometen seguirla en los Tribunales.

El ganador del Derby, Adayar, apuntaría al King George, y el ganador del Belmont Stakes, al Travers en Saratoga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error