Turf

San Isidro, La Plata, Pimlico y Longchamps en fin de semana internacional

Nota de Joe Nelson

Hipodromo San Isidro
San Isidro

Finalmente, luego de larguísimos 6 meses, el turf Argentino vuelve a pleno. A la reapertura del Hipódromo de Palermo, le sigue ahora la esperada vuelta de los Hipódromos de San Isidro y la Plata. Ambos con innumerables interrogantes y desafíos, no solamente vinculados a los estrictos protocolos de salud que se aplicarán, sino también por la confirmación que los premios serán aproximadamente un 25 o 30% de los vigentes en Marzo, más allá que los programas puedan indicar montos más elevados.

Ello es así porque el premio comprometido será solamente el resultante del 9% del total de apuestas y será pagado por los respectivos hipódromos, y la diferencia hasta alcanzar el monto anunciado (similar al de marzo) solamente será abonado si la Lotería de la Provincia envía los fondos de la Ley del Turf. Ya hemos tratado extensamente este tema, por lo que solamente vamos a recordar que dichos fondos dependen de la apertura de las salas de slots (bingos) ubicados en la Provincia de Buenos Aires que se encuentran cerrados, y luego, si dichos fondos existieran, dependerán que las autoridades consideren que ellos están o no alcanzados por las normas de emergencia que han permitido a las distintas jurisdicciones de la República Argentina posponer pagos a proveedores, acreedores y/o eliminar directamente algunos beneficios. El tiempo dirá lo que ocurrirá.

Por el lado del juego online, nuevamente llegan voces auspiciosas sobre su aprobación por parte de las autoridades, aunque la forma y la designación del o los operadores ha dado lugar a una nueva verdadera guerra de intereses. También el tiempo dirá quién se lleva ese billete ganador, y cuanto del cual estará dispuesto a entregarle al turf.

El estado de la pista de césped es sin dudas el mejor desde que se recuerde, y quizás por primera vez, salvo que ocurran excesos de lluvia en días de carreras, disfrutaremos de una pista que no tendrá las huellas de las carreras del invierno como todos los años. Mañana jueves 1ro de Octubre podremos ver el resultado del urgente tratamiento al cual fue sometido la pista de La Plata, cuyo estado hasta hace 15 días era pavoroso, casi una invitación a no correr.

Las múltiples voces que en privado y en público alertaron sobre el tema, obligaron a las autoridades de dicho hipódromo, aún no designadas a 10 meses de la asunción del nuevo Gobierno Provincial, a tomar cartas en el asunto y ordenar y afrontar pagos de trabajos urgentes.

El número de inscriptos en los 3 hipódromos continúa elevado y aún no se percibe una merma en el número de los caballos anotados, lo que demuestra una vez más el elevadísimo nivel de compromiso y pasión de propietarios y cuidadores , que siempre nos recuerda aquellos años largos de Maroñas cerrado.

Ojalá sirva de ejemplo. El nivel de apuestas continúa rondando los 15 millones de Pesos, monto que teniendo en cuenta que no se nutre de apuestas online ni del interior del País, es razonable, y si se lo considera bajo en términos internacionales, que lo es, al menos refleja la realidad sobre la cual habrá que trabajar.

Del lado del Hipódromo de Palermo tendremos las esperadas Pollas que como en otras jurisdicciones este año serán más difíciles de evaluar antes y después de corridas, ya que los potrillos y potrancas llegan casi sin roce por plata. Ambos lotes, sin embargo, están plenos de calidad y están los que tienen que estar conforme lo ocurrido hasta ahora.

Del lado de las niñas, la ausencia de la ganadora de la Juvenile Fillies Infartame, la hija de Equal Stripes, abre aún más las chances de varias potrancas, entre ellas la que llegó segunda en dicha carrera, Lace and Pearls, la hija del padrillo Le Blues que sin duda es la sensación del momento. Del lado de los potrillos, el pupilo de Coco Bullrich Seteado Joy promete repetir su victoria del Estrellas Juvenile y darle otra medalla a Fortify. Su hermanito paterno Nixon Joy buscará revertir el marcador y frente a ellos esperará agazapado un lote de potrillos que se destacaron en los clásicos anteriores al cierre de marzo (Atrevido y Top One City) y una buena nómina de linajudos 3 años.

Pasando a los Estados Unidos, desde lo estrictamente deportivo se destaca el próximo Preakness Stakes, que este año será el cierre de la Triple Corona.

El favorito seguramente será el imponente Authentic, que buscará sumarle otra medalla de la Triple Corona a Bob Baffert, que ya ganó este clásico con Silver Charm, Real Quiet, War Emblem, American Pharoah y Justify.

Por si el favorito no cumple, el destacado entrenador presenta también a Thousand Word, que fue retirado de la redonda del Derby de Kentucky por “volearse”, de una manera que por milagro no dejó secuelas físicas.

Collector y la potranca Swiss Skydriver, parecieran los indicados para acompañar en la trifecta. La potranca, que fue segunda en el Kentucky Oaks luego de ganar el Alabama Stakes (ambas de Grupo 1) es entrenada por un conocido de Sud America, Kenny Mc Peek, quien siempre gusta de probar cosas fuera de lo común y tomar riesgos.

Fuera de lo estrictamente vinculado a lo deportivo, Estados Unidos fue noticia por varios temas. Por un lado la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de Ley que crea una agencia gubernamental a nivel Federal que será la encargada de regular algunas cuestiones del turf, entre ellos lo vinculado a medicación.

En un país furiosamente federal, y donde las Secretarías de Carreras de cada Estado han reinado desde siempre, se espera un inmenso y entretenido debate hasta que el Senado trate el proyecto de Ley en su recinto. Las voces en favor y en contra de la creación de dicha agencia Federal se han hecho oír y serán aún más fuerte próximamente.

En paralelo algunos Estados o hipódromos han continuado un proceso de modificación de reglamentos, que insisto, se aplican exclusivamente en sus respectivos Estados, incluyendo la creación de carreras exclusivas para caballos que no sean medicados con Lasix, el límite o la total prohibición del uso de la fusta en carrera y varios otros temas que sorprenden a Sud Americanos y Europeos por igual acostumbrados a cierta homogeneidad en dichas políticas.

El Jockey Club de Estados Unidos, defensor a ultranza de la prohibición del uso de medicamentos tal cual ocurre en otras latitudes (Europa, Asia, Sud América) tiene finalmente buenas noticias sobre el tema que seguramente expondrá en la próxima reunión de autoridades hípicas internacionales en París (IFHA 2020 Assembly).

También en Estados Unidos algunas jurisdicciones están sufriendo los embates que son consecuencia de la pandemia en sus finanzas, debido a que algunos Estados han decidido reducir los subsidios a la hípica, generalmente provenientes de otras formas de juego (casinos, slots) para proveer de fondos a las arcas públicas muy deterioradas.

Y en el caso específico de Kentucky, la Corte Suprema sorprendió a propios y extraños dictando un fallo que revierte el permiso que obtuvieron los hipódromos para instalar máquinas similares a los slots pero cuyos aciertos se vinculaba a carreras corridas en el pasado (historic racing slots). Según los medios de prensa de ese Estado, ya se estaría trabajando en adecuaciones al sistema que permitan reforzar el hecho que su resolución es similar a la de las apuestas mutuas (hípicas) y no al puro azar como en las máquinas tragamonedas.

Finalmente, no es posible terminar ninguna recorrida hípica estos días sin referirse a la que promete ser la carrera del año (una más, dirán algunos).

El Gran Premio Qatar Arco del Triunfo de este año promete un tremendo duelo entre dos caballos que acaparan la atención del mundo, Stradivarius y Enable, a pesar que en el lote de ratificados hay otros participantes con muchísimas chances de arruinarles la jornada.

De Enable, la hija de Nathaniel, no hay mucho que decir, es una de las yeguas más espectaculares de la historia, y busca obtener una vez más el primer premio en esa súper carrera que ganó dos veces y que la vio segunda el año pasado del pupilo de Fabre, Waldgeist (Galileo).

Su también súper entrenador, John Gosden, dijo que “todos los sistemas estaban listos” y que la yegua llega a la carrera en perfecta forma para buscar hacer historia.

Stradivarius, el inmenso galopador alazán hijo de Sea the Stars en madre por Bering, ha ganado 15 veces, 11 de las cuales en 3 mil o más metros, y es por ello que algunos consideran que los 2.400 metros del Arco pueden “quedarle cortos”.

Su entrenador, el mismísimo Gosden, no lo cree así, y por el contrario ha dicho que el caballo tiene la predisposición para correr esa distancia y que es su responsabilidad en el entrenamiento ayudarlo a que lo haga.

Los múltiples ganadores de Grupo 1 Logician, Love, Mogul, Japan, entre otros, forman un lote que permite soñar en un carrerón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error