turf

“Salto genético con un padrillo”

El presidente de la Sociedad de Criadores, Pablo Salomone, afirma que “quien ofrezca el padrillo sabrá que tendrá las mejores yeguas de los mejores haras, con el apoyo del Estado. Tom Thornbury, quien era seleccionador de Keeneland, puede ser quien lo elija”.

Pablo Salomone
Pablo Salomone

-¿Como recibió la asociación la nueva directiva?

-La encontramos ordenada. Fueron unas elecciones reñidas, con dos posturas diferentes. La nuestra tenía un perfil más comercial. La Asamblea no aprobó el último balance y quedó para una auditoría en futuro próximo. Seguimos en la sede, la casa no está prevista venderla, fue una decisión de la Directiva anterior y no se vende. En una primera instancia igualmente las reuniones de esta Asociación las queremos realizar dentro del hipódromo y buscamos un lugar físico. Sabemos que debemos buscarle la utilidad a la casa.

-¿Cómo se pueden mejorar los beneficios a los socios?

-Creemos que el servicio al asociado era nulo. Se habían enfocado más como propietarios que como criadores, como el caso del uso del endoscopio. Estamos hablando con los entrenadores para ello. Hemos encontrado una deficiencia en cuanto a la comunicación y difusión, por eso estamos evaluando invertir en una página web para tener una comunicación más asidua con los socios. Hoy somos 87 criadores socios. El desafío del aérea de comunicación es aumentar el caudal de socios. La idea es seducir a quienes no lo son.

-¿Hay algún proyecto de nueva genética para socios?

-Estamos enfocados en mejorar la genética nacional, se ha hecho mucha inversión por parte de criadores en líneas maternas. Ahora buscamos encarar un programa que va a tener una duración de tres años buscando por el lado de traer padrillos y que ese programa tenga derecho y obligaciones. Se tendrá un seguimiento de la crianza de los potrillos involucrados en el programa hasta el momento de venta, que será en un remate Selección. Con ese o esos padrillos que se traigan, en el programa se tendrán obligaciones. Todos los que pretendan entrar es con un máximo de cinco servicios por haras. Aparte de abonar los servicios, serán auditados por personal técnico y tendrán la obligación de vender esos productos en el remate Selección. No puede haber reserva de ningún tipo. En este programa se va a cuidar mucho el tema de crianza y no tanto las líneas maternas, ya que se entiende que muy seguramente sean madres de buena calidad, dado que ningún haras querrá ser castigado de antemano de ser seleccionado a ir al último día del remate. Para elegir el o los padrillos, seleccionaremos empresas que se dediquen a ello. Ellas sabrán que los principales criadores de Uruguay están involucrados en el programa. El costo será mayor (cuatro o cinco veces) de lo que se paga en forma individual por cada haras. Quien ofrezca el padrillo sabrá que tendrá las mejores yeguas de los mejores haras con el apoyo del estado. Tom Thornbury, quien era el seleccionador de Keeneland, puede ser quien elija el padrillo a sabiendas de quién está detrás del proyecto. También está el grupo Stronach, que quiere colaborar con este proyecto y puso a la orden uno de sus padrillos.

-¿Tienen el apoyo por parte de Casinos del Estado?

-Queremos contar con el Estado a la hora de promocionar el remate Selección a nivel internacional.

-¿Qué opciones pueden ofrecer a los asociados para realizar compras en conjunto?

-Es la gran oportunidad. Lo vemos los 14 miembros de la Directiva de hacer algo en grande y en conjunto, utilizar ese remate Selección como la gran posibilidad de poder tener mejores réditos en la venta de un potrillo. Si yo hoy vendo en 11, me quedan 6; la idea es vender en 20 y que el margen sea más alto. El objetivo de aquellos haras que venden productos de buena genética es mejorar la rentabilidad y mejorar el precio de venta de esos productos en un 30% de lo que hoy estamos vendiendo, ya que el servicio del padrillo lo vamos a poder recuperar. En Cuatro Piedras hacemos 2000 catálogos solo para nuestro remate. En uno Selección baja, al igual que otros gastos fijos. Los remates Selección fueron creados por algunos genios y ha sido la solución en muchos mercados y nosotros no podemos ir contra la corriente. Un cliente del exterior no viene a remates chicos, pero sí a tres días de un remate Selección, con 80 o 90 productos a la venta. Al cierre debe haber una gran reunión de fin de semana. Este remate debe ser el buque insignia para cambiar todo el sistema de ventas.

-¿Cómo es el relacionamiento a la fecha con el Stud Book?

-Es muy bueno. Nosotros nombramos, por unanimidad de los 14 criadores de la Comisión Directiva, a tres integrantes, dos criadores y un propietario: Norman Fox y Gabriel Oribe junto a Antonio Turturiello. El relacionamiento es bueno y entendemos que deben tener cierta autonomía.


Invertir en conjunto
“Tomé la presidencia porque el mercado pide algo que no se le ha dado hasta ahora, que es un salto genético en el padrillo. Cualquier emprendimiento con uno o más padrillos se debe hacer en conjunto. Todos los que hemos traído padrillos en shuttle importantes hemos invertido en grande. La Directiva quiere invertir en cuatro o cinco veces más lo que han sido inversiones particulares”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)