turf

El regreso de “Il Bambino”

José María Silva cumplió una destacada guía con Coldplay en Las Piedras

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto. Llegada. Tres miradas, tres pingos, “Il Bambino” al tope.

Los deportistas profesionales tienen sus altas y bajas. José María Silva, con 19 años, supo ganar el Gran Premio José Pedro Ramírez en lomos de Relento. Luego de ello tuvo de las buenas y de las malas. A mediados del año pasado veíamos en Silva a un jockey que no se destacaba, corría y vivía pendiente de su peso y ello le hacía no poder cumplir ciertos compromisos por su lucha con la balanza.

Hoy, José María la vive de otra manera. “Desde noviembre del año pasado comencé a trabajar con una nutricionista deportiva y ha sido el factor principal para que yo esté así en este momento. Siempre tuve problemas con los kilos, a veces no tanto, pero no sabía cómo guiarme. Por suerte llegué a esta profesional, María Eugenia Conte, y desde ese momento no tengo más el problemas de los kilos que, la verdad, lo tuve durante años. Siempre tuve esa dificultad pero nunca recurrí a un profesional. Llegó el momento en que no podía más y busqué ayuda. El no estar bien con los kilos es no estar bien con el vareo, con el trabajo, de tarde en las carreras y hasta en la vida cotidiana. A su vez inicié a trabajar con un entrenador personal y para nosotros, que debemos trabajar con todo el cuerpo, es fundamental”.

El diálogo con el “Bambino” fue en Maroñas. Durante la charla se le vio con otro talante, con ganas de expresarse. “El trabajo con el preparador físico es importante, hace trabajar músculos que en el vareo de la mañana no lo hacen. Estos dos componentes han sido fundamentales para estar como estoy hoy”. Luego Silva dio su opinión desde otra óptica. “Tengo el apoyo de varios profesionales cuidadores y por ello estoy teniendo estos resultados”.

En una obra de arte, Silva llevó al triunfo a Coldplay en el Gran Premio “Batalla de las Piedras” el pasado viernes. “Desde hace un tiempo agarré montas de Pedro y Miguel Storace, continuó con el Patria Blanca, Puntas del Yi y El Trébol y desde hace poco comencé a montar los caballos de Luis Signoretti. El triunfo del viernes se dio por ese proceso que se viene gestando”.

Corrió de brillante manera a El Gran Nico en el cortometraje y lo agarraron en el disco. Con Coldplay superó de forma corta a Pretor do Sul (con Julio César Méndez que venía pegado a la empalizada) y a Olympic Harvard, que atropelló por fuera con Everton Rodrigues en una faena con la firma de “Silvita” que, antes de retirarse del hipódromo, nos dejó lo siguiente: “Ahora quiero ganar todos los clásicos que todavía no he ganado”. De seguir así no extrañaría a ningún aficionado que así fuera, pues tiene talento, habilidad, experiencia en largo y viveza para las cortas.

Es José María Silva versión 2018. Se viene con todo, en peso y con su destreza natural para correr sangre pura de carrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º