EN EL DISCO - HÉCTOR GARCÍA

El regalo burrero de los Reyes

Si el burrero le escribió a los Reyes y le pidió lo mismo que uno, a medianoche del 6 de enero terminó de desenvolver su mejor regalo. Hubo una fiesta de Ramírez con todos los ingredientes.

HÉCTOR GARCÍA

Organizar un espectáculo de la envergadura del Ramírez lleva mucho trabajo y cerrar el mismo a sabiendas que se vivió una fiesta es dejar al burrero y al visitante más que satisfecho.

Los pingos y los jockeys dieron lo máximo en la cancha; los espectáculos, la ambientación del Ramírez jugó a favor de todos.

Que 18.000 personas se congreguen en un mismo lugar y que no existan quejas o problemas de corte mayor, dice mucho.

Maroñas tuvo el mejor Ramírez desde su reapertura, se batió el récord en jornada de 21 carreras y los cuatro clásicos tuvieron finales cargados de emoción.

El Ramírez tuvo sus momentos sublimes, los aplausos a la campana de largada, el "¡largaron!" en voz bien alta de todos, el primer griterío al paso de los pingos frente a las tribunas y el delirio de recta final, con un cierre incierto en el que solo uno realizó el canter con la herradura de rosas bajo los flashes.

Pasó un nuevo Mitin y solo faltan 347 días para el próximo. Dame cinco que me preparo. Se viene la edición 120 y mi pedido a Reyes es igual al del 119.

El turf en su día lo comparte con todos. ¿Quién no sabía el nombre del ganador apenas segundos de cruzado el disco? Salud José Pedro. ¡Desde 1889 y seguís tan campante!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)