turf

Los recuerdos del Latino

Cada edición que se presencia deja una marca imborrable en sus testigos

Julio César Méndez.
Julio Méndez fue el ganador del Latino 2006

La edición 2006 de Latinoamericano tuvo en Latency a un gran ganador. El crack argentino, con Julio César Méndez en su silla, se llevó el triunfo con medida atropellada. Superó a Necessaire, la yegua brasileña que radicada en Maroñas se había convertido en heroína cosechando inolvidables victorias y que había clasificado al Latino tras deslumbrar en el Manuel Quíntela. Tras pelear la punta con la peruana Baleriana, Necessaire dominó en los 300, ilusionó a todos, pero Latency volaba para darle al turf argentino el primer triunfo como visitantes en un Latinoamericano.

En mi caso personal esta será la cuarta vez que viva un Latino. La prueba es tan trascendental que recordamos todas, también las vistas por televisión, sin embargo ser parte y testigo de la prueba es una experiencia siempre inolvidable.

En 2006 Maroñas organizó por última vez el Gran Premio Latinoamericano y fue mi primera vez presenciando esta prueba, imposible olvidar la emoción al ver a Necessaire pelear por la victoria y al admiración que ella y su vencedor Latency despertaron en mi y en los miles de presentes.

En 2011 en San Isidro me tocó ser testigo del triunfo peruano a través de Bradock y palpar dentro del podio la emoción que genera una victoria como visitante. Aquel día seguimos a Sub Far y Just One y el Subordination nos ilusionó peleando la delantera hasta bien entrada la recta.

2015 fue el tiempo de Hielo en Palermo, el ganador del Ramírez no tuvo suerte en el desarrollo y se perdió una chapa que nos dejó la sensación era muy factible. Aquella tarde porteña vio como en San Isidro un triunfo peruano cuando Liberal con Edwin Talaverano ganó una carrera emocionante al local Dont Worry en el disco, y eso que el día anterior decían que estaba rengo. Tanto Talaverano como Carlos Trujillo, el jockey de Bradock estarán este domingo en Maroñas.

El Longines Gran Premio Latinoamericano (G.1) es una fiesta sin igual, con una bolsa de premios inédita para nuestro medio y con la presencia de caballos que no estamos acostumbrados a ver. Hoy por ejemplo estarán en cancha los ganadores del Gran Premio Nacional de Maroñas y Palermo, solo por citar un ejemplo. Todo aquel que pueda vaya esta tarde a Maroñas les aseguró que no se arrepentirán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)