Turf

El proyecto de criadores está en proceso

Nota con las autoridades de la Asociación con relación al envío de yeguas madres a servir a Brasil y Argentina

Criadores
Criadores

La actual Directiva de la A.C.C.P.C. (Asociación de Criadores) trabaja en pos del mejoramiento de la genética de nuestro elevage para subir varios escalones y posesionar a nuestros pura sangre en lo alto de la región.

En una amena reunión en Villa Yeruá, Ricard Devailly, Timoteo Perrone y Pablo Salomone dieron detalles de las acciones que se están tomando esta temporada, justamente el Presidente fue quien partió en punta “la idea de llevar yeguas a servir a Argentina y Brasil ya empezó, están llamando los criadores para llevar sus yeguas, lamentablemente la pandemia hizo efecto y salimos tarde con este proyecto.

La Asociación estuvo involucrada con todo lo que fue la reapertura y el regreso de las carreras y nos demoró el lanzamiento de este programa, esta semana ya están viajando yeguas a los haras receptores (Bettina y Don Martín) para realizar las respectivas cuarentenas, La Asociación en este programa representa a todos los criadores, incluye también a los no socios, lo que nosotros como Asociacion buscamos es que el criador pueda ampliar las posibilidades de elección y tener mayor variedad a la hora de elegir y acceder a genéticas de la región. Lo que se hizo fue viabilizar el proyecto, la ecuación económica y en lo que refiere a una práctica no habitual, enviar a servir una yegua en admisión temporaria ya que tenía costos que lo hacía imposible, ahora hablamos con la OSAF, con los diferentes Stud Books, con las aduanas y los Ministerios para poder llegar a un número que lo hace bastante viable.

Richard Devailly interviene y da detalles como se viabiliza la ida de las yeguas a los países limítrofes “en la parte logística trabajamos en acortar los tiempos de traslados de los animales, se van a alojar en dos haras de criadores uruguayos cercanos a la frontera, ahí inician las cuarentenas de salida que son de 15 días, este año la mayoría de las yeguas que viajan están vacías pero a futuro van a viajar con cría al pie y ese punto lo deberemos contemplar.

Al momento son más de veinte yeguas que están anotadas y confirmadas para viajar, de todos modos esto es muy reciente, recién está saliendo la comunicación y la expectativa es superar las cuarenta yeguas.

No hemos tenido mayores problemas por tema COVID-19 por los viajes, entiendo va a ser fluido el tema del ida y vuelta de las yeguas. Muy seguramente hagamos dos salidas con diferencia en el tiempo ya que los criadores están llamando y viendo que yeguas tienen prontas para viajar. La primer salida sería entre el 3 o 4 de septiembre y de acuerdo a los que nos comuniquen los criadores de aquí, veremos si quince días después sale otro viaje.

Las yeguas en Brasil van al Bage do Sul y en Argentina se seleccionaron un par de haras que las van a recibir, ahí se revisan y quedan prontas para enviar a los padrillos con el seguimiento de las dos personas designadas por la Asociación en cada país. Nosotros recibiremos un informe semanal de cada una de las yeguas durante la estadía en los vecinos países. Las yeguas tendrían un viaje entre 75 y 90 días dependiendo que alguna no quede sin quedar preñada”.

Salomone vuelve al ruedo con más información del proyecto “lo primero que hizo la Asociación fue seleccionar dos personas, el Dr. Ulises Carneiro en Brasil y a Diego Mitagstein en Argentina que serán nuestros representantes en los dos países, ellos hablaron con los haras y de ahí nos enviaron los padrillos que se podían ofrecer y a su vez se encargaron establecimientos de recepción para las yeguas que viajan. Eso, está definido, están definidos los costos, la idea es que cada criador uruguayo elija su padrillo, cada uno de ellos tiene su precio de referencia.

Algo muy importante, la Asociación de Criadores quiere mejorar la rentabilidad de los establecimientos de cría de nuestro país, ello se puede lograr si aumentamos en precio de venta de los potrillos, lo que todos hemos observado es que en un producto hijo de un padrillo de la región se paga entre un 30 y un 40% por arriba de un hijo de un padrillo radicado en nuestro país. Con la motivación de que los haras tengan mayores ingresos hemos trabajado en este proyecto y ver la posibilidad de tener nuestras yeguas preñadas de esos padrillos para lograr ese efecto comercial para aumentar la calidad para nuestros clientes y tener clientes de mayor poder adquisitivo para que oferten más por nuestros productos”.

También está la contra cara del proyecto, los haras que han invertido en padrillos, sobre ese punto Salomone aportó “Uruguay tiene alrededor de 4000 yeguas, creo que este proyecto eleva la calidad de nuestra genética, creemos que cuando se trae calidad, el que también tiene calidad se ve beneficiado, esa es nuestra percepción. El mensaje que mandamos es comercial, todos vivimos de los ingresos de la venta de nuestros productos, no creo que esto disminuya la cantidad de yeguas que se sirven con padrillos de calidad que hay en nuestro país, también va a motivar que aquel que traiga un padrillo, sea de muy buena calidad.

Los haras que nos han demostrado interés son el San Miguel Queguay, Don Bebe, nosotros - Cuatro Piedras -, Bettina, Santa Lucía de la Candelaria, te dejo claro que el programa se lanzó el viernes pasado, llamaron criadores que no los teníamos en mente como el Crespi (lleva a Fustic a servir con Drosslemeyer), criadores con muy pocas yeguas.

De interés, llamaron haras argentinos, creemos que de aquí en mas la consulta va a crecer, vemos que las respuestas son satisatactorias, va a llevar tiempo de acostumbrarnos.

En forma personal te digo, en el haras Cuatro Piedras tenemos 35 yeguas y dos padrillos, creo que no va más así, no es rentable tener un padrillo, para un padrillo, para que no te mate económicamente, debe terber 100 servicios año, es mi percepción personal, es muy costoso para un haras tener un padrillo que sirve solo 10 o 15 yeguas”

En cuanto a los costos de inversión Devailly acotó al cierre de la reunión “toda la operativa va a rondar en los 2500 dólares sin incluir las pensiones en el país que la yegua viaja, la cuarentena de salida y el costo del servicio del padrillo.”

El proyecto, está en marcha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error