TURF

Palabra argentina en el proyecto

Diego Mitagstein relata cómo se trabaja para concretar el intercambio genético en el Río de la Plata

Diego Mitagstein
Diego Mitagstein. Fue contactado por criadores uruguayos y trabaja en el proyecto.

En el proyecto de mejora genética, Diego Mitagstein es el encargado de las yeguas que están en Argentina.

“La propuesta me llegó a través de Pablo Salomone y Richard Deveilly por parte de la Asociación de Criadores y me encantó el desafío de poder formar parte de una aventura extraña para nuestra parte del mundo, pero que es cosa común -por ejemplo- en Europa. Los criadores trabajaron rapidísimo para enviar sus yeguas a la Argentina, aun cuando los tiempos estaban muy justos, con la temporada ya comenzada, y hoy a la luz de los resultados que vamos teniendo puedo decir que la experiencia ha resultado excelente. Las yeguas llegaron a fines de septiembre al Haras Chenaut -en Solís, a sólo 85 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires- y después de la cuarentena, empezamos a trabajar junto con Fernando Urdapilleta y Federico Fouda, manager y veterinario jefe del haras; eso fue en la primera semana de octubre. Chenaut, además de tener su cría propia, es especialista en el boarding de yeguas para servicio y por año suelen recibir encima de 200 madres, con alta eficiencia. Por eso mi recomendación de confiar en ellos para con Criadores”.

Diego se refirió también a cómo marcha todo. “Los números hasta ahora son espectaculares. Sobre 15 yeguas ya hay 11 preñadas y dos por revisarse. Desgraciadamente un par de ellas sufrieron una infección en una pata que complicó su temporada y no pudieron ser servidas, pero está dentro del paquete y son cosas que usualmente ocurren, viajen o no viajen. Antes de cruzar a la Argentina, Timoteo Perrone y su Haras Bettina hicieron un gran trabajo en el interín, pues descansaron allí en Mercedes haciendo la cuarentena, para achicarles el viaje. Siempre tenemos que tener en cuenta a la hora del balance que se trabajó por media temporada (2 meses menos de lo habitual) con un viaje de por medio que, por más corto que sea, para las yeguas es una aventura”.

También se refirió a los puntos importantes y a la elección de padrillo. “Hay puntos positivos, como que sólo dos yeguas repitieron servicio, con el resto de las ya preñadas habiendo sido presentadas al padrillo una sola vez, lo que habla de eficiencia en los veterinarios y también del buen estado en general con el que llegaron. Los criadores eligieron padrillos mayormente ya consagrados aquí. Por ejemplo, Demente y Jazz Band fueron servidas por Orpen, padre este año de Pinball Wizard, reciente segundo en el Pellegrini y que está primero en la estadística de abuelos maternos. Gold Ruler, Sacristy y Super Attractive se presentaron a Hurricane Cat, padre de dos ganadores del mismo Pellegrini. Iole y Razao de Ser con Manipulator; La Vidente con Señor Candy; Josiane con Il Campione y también se preñó con Treasure Beach, Long Island Sound, Lizard Island y Seahenge, todos caballos probados o nuevos con muchas expectativas”.

Las yeguas siguen en haras de la vecina orilla. “La idea del regreso está planteada para la segunda o tercera semana de enero, pues ahora con las fiestas los trámites son imposibles de realizar, sin contar que deben hacer cuarentena antes de volver”.

Así es visto el proyecto del lado argentino. “Aquí la noticia fue tomada con mucho agrado y como de proyección hacia el futuro, ya que Argentina cuenta con un grupo de padrillos de interesantísimo nivel y Uruguay está muy cerca, por lo que el intercambio genético resulta hasta lógico. Para los criadores uruguayos, mientras el valor del dólar esté en los niveles actuales, servir con los mejores padrillos aquí tiene un costo relativamente económico y hasta muy barato en algunos casos puntuales, lo que les permitirá tener el año próximo productos que en el mercado uruguayo pueden alcanzar valores fuertes y dar una variante a las muchas buenas opciones locales. Pensemos que todas esas crías dirán URU”.

Mitagstein también se refirió a la expriencia y su repetición. “Como primera experiencia ya es positiva y si se preñan las dos yeguas que faltan revisar estaríamos en un porcentaje del 95 por ciento sobre las aptas para servirse, lo que es una locura si se piensa que el tiempo de trabajo fue muy breve. Este dato destaca la elección de las yeguas enviadas y también el estado en que fueron enviadas. En ese aspecto, mayormente no presentaron problemas. Ojalá pueda repetirse y ampliarse el proyecto en el futuro, pues con más tiempo para desarrollarlo podremos tener una efectividad todavía mayor y una disponibilidad de padrillos más amplia. Uruguay es mi segunda casa, donde tengo cientos, miles de amigos, y para mí ser un granito de arena en el desarrollo de su hípica es particularmente un orgullo y un placer. De más está agradecer la confianza que Criadores depositó en mi persona para llevar adelante este plan. Hoy los costos argentinos son bajísimos en términos internacionales, los más económicos en los países con un desarrollo clase A de su elévage, y que Uruguay lo aproveche para incorporar crías de padrillos de tanto renombre como los que te mencioné es inteligente y da para soñar. La combinación entre este tipo de movimientos, como fue en 2019 la llegada del padrillo Overanalyze, y los esfuerzos de los propios criadores locales, va a redundar en un turf mejor, más competitivo. Y eso siempre es positivo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error