Sentido deceso. Maroñas pierde a una figura querida por todos. 

Mario Rodríguez, una leyenda del turf que nos deja

Falleció este viernes, deja un gran legado. 

Mario Rodríguez, excampeón y cuidador. Foto: Fernando Ponzetto
Mario Rodríguez en su stud en Maroñas. Foto: Fernando Ponzetto

Este viernes dejó de existir el entrenador Mario Rodríguez. Problemas de salud agravados en el último tiempo se convirtieron en la carrera que no pudo ganar. El año pasado había recibido el durísimo golpe de la repentina muerte de su hija Valeria, quien además era su mano derecha en el stud. Mario Rodríguez fue una figura clave del Maroñas de las décadas de 1970 y 1980.

Jockey de elite, supo ganar la estadística en 1979. Fue en 1988 cuando entró en la historia al ser el jockey de Amodeo, el cuarto y último Cuádruple Coronado de Maroñas al ganar la Triple Corona de esa temporada y el Gran Premio José Pedro Ramírez el 6 de enero de 1989. Solo tres jockeys tienen ese logro: lo comparte con Benjamín Gómez y Andrés Batista.

Cuando estaba en la cresta de la ola, una infame rodada en Las Piedras en diciembre de 1989 lo dejó en silla de ruedas. Con la fuerza que lo caracterizaba encaró el desafió y se convirtió en entrenador.

En el nuevo Maroñas obtuvo 148 triunfos, entre los que se destacan 12 clásicos. Sus dos últimas carreras fueron a mediados de 2019 y en ambas fue el vencedor, porque eso fue lo que siempre fue, un ganador de la vida. El pueblo burrero lo extrañará a este gran hombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados