Sus descendientes lo mantienen vigente

El legado de Ecclesiastic

Lidera la estadística en Maroñas demostrando que su sangre perdurará

En el aire. Se muestra Fletcher en los cotejos matinales.
FFetcher le dio un Ramírez

Cuando en agosto del año pasado nos dejó Ecclesiastic, moría el padrillo pero nacía un mito. Lo escribimos en aquel momento y lo seguimos sosteniendo: los hechos hablan por si solos.

Lejos de apagarse su llama, la temporada 2019 lo muestra pleno de triunfos en Maroñas, que ha sido su casa y el lugar donde sus hijos consiguieron sus mayores impactos. Basta con ver el único clásico del pasado domingo: lo ganó El Cantante, un hijo suyo. Si miramos la generación 2016, ya tenemos tanto un potrillo como una potranca ganadores clásicos, ellos son Alto Voltage y Blossom, a quienes hay que sumarle a la tres años Lady Leti, también ganadora clásica en los apenas cuatro meses que van de temporada.

Su gran 2019 no se limita únicamente a los clásicos. Hace dos semanas recibió la distinción Maroñas como mejor padrillo de la pasada temporada y este año lidera la estadística por enorme margen tanto en victorias como en sumas ganadas. En Maroñas sus hijos han ganado 12,5 millones de pesos. Ningún otro padrillo llega a los cinco millones. Además han sumado 35 victorias; quien lo sigue es Bluegrass Cat con 14, Asidero suma 10 y ahí se termina la nómina de los que llegaron al doble dígito.

Su primera generación nació en 2010, por lo que sus hijos corren desde la temporada 2013. A partir de 2014 ha estado arriba en la estadística del circo de Ituzaingó. Por carreras ganadas ganó en 2015, 2016 y 2018 siendo segundo en 2014 y 2017. Por sumas ganadas fue líder en cuatro de los últimos cinco años, siendo la excepción 2017, cuando Smarty Jones lo superó en ambos rubros. Ecclesiastic vino a llenar el espacio que dejó Robin Des Pins y justamente Smarty Jones ha sido el único capaz de plantarle batalla, pero sin hijos nacidos en Uruguay ni en 2015 ni en 2016 este año no puede competirle.

Justamente Robin des Pins es el único padrillo que desde la reapertura tiene más descendientes ganadores clásicos y más triunfos obtenidos a dicho nivel, 37 hijos ganaron 82 cotejos jerárquicos. Estar a la caza de un fenómeno como Robin des Pins habla a las claras de lo que el legado de Ecclesiastic significa.

Desde su primera generación se ha destacado. Entre los nacidos en 2010 estuvo Natri, ganadora del Ciudad de Montevideo y la mejor yegua del 2013. La siguiente generación vio a Fletcher, vencedor del Ramírez 2016 y a Homily que con 13 clásicos es su descendiente que más veces visitó el podio a ese nivel. Cada una de sus generaciones ha tenido múltiples ganadores clásicos, siete en 2012 es la mas productiva.

Sus triunfos han sido clave en el éxito de haras como el Don Alfredo y La Horqueta, líderes

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)