Turf

“Estoy muy impresionado”

Un mano a mano con el periodista Gary West en Maroñas

Gary West
West. Estuvo en Maroñas y dialogó con Ovación.

El reconocido periodista norteamericano Gary West estuvo de visita en Maroñas, aprovechó para ver las instalaciones y poder observar varias carreras. “Soy hijo de un exjockey y cuidador, trabajé con él durante muchos años, nunca me sedujo el continuar su trabajo ya que no estaba seguro de tener suceso, por ello no me dediqué. Trabajé de maestro en la Universidad, pero cada día antes de las carreras no podía dormir. Ese día antes no podía trabajar bien. Ahí me di cuenta que tenía que volver a trabajar a los hipódromos y comencé a escribir sobre las carreras de caballos. Entonces fue cuando me llamaron de diarios y revistas y me dediqué a ello hasta hoy. Trabajé en televisión (ESPN), pero hoy estoy bajando la intensidad. Escribo para alguna revista, edité dos libros y estoy comenzando a escribir dos libros más. Lo que sí te digo es que estoy disfrutando de este deporte muchísimo más”.

No tenía mucha idea de Maroñas excepto lo que le había comentado su amigo Scot Wells. “De lo que me había dicho, estoy realmente impresionado con el hipódromo. He caminado con la Doctora Rita Rocca y todo me ha gustado. Está todo muy limpio, a la gente se le ve contenta disfrutando las carreras de caballos, estuve en el chequeo a los caballos que llegan y vuelven de correr; eso me ha dejado maravillado: lo meticuloso del estudio a cada caballo. Esto hace de las carreras más seguras. Viendo esto entiendo que el rating de doping en este hipódromo debe ser muy bajo. Me he dado cuenta del cuidado que se le da a los caballos aquí. Que el caballo esté a la vista del público desde una hora y 15 minutos antes de la carrera y luego realice el antidoping hacen de las carreras más transparentes. Aquí todos deben estar orgullosos de todo esto”.

Antes de asistir al Jerárquico, Gary estuvo en los haras Rapetti y Cuatro Piedras. “Estuve en ambos, pude ver a sus padrillos, estuve con Posse -uno de mis caballos predilectos- y con Invasor, uno de los mejores caballos que he visto en los últimos 20 años. Vi también grupos de destetes que me han dejado muy conforme. Comparo estos destetes con animales de cualquier parte del mundo. Quiero agradecer la amabilidad y profesionalismo de los propietarios y personal de cada haras. Los he visto tan apasionados y orgullosos de sus caballos, que en ese punto también me voy impresionado favorablemente de Uruguay”.

West es propietario de sangre pura. “Tengo caballos. Mi familia no lo cree, pero cuando ganan mis caballos es como ver a un joven de mi familia tener suceso en lo suyo. El caballo es un gran vehículo para hacer amigos. Disfruto más de los caballos si es con mis amigos. Me pasa al igual que en la Universidad, la noche antes de una carrera, no puedo dormir.

Hablando de historia, de jockeys y de caballos, Gary recuerda que “el mejor caballo que vi en mi vida fue Secretariat. Lo que hizo en Belmont yo no creía que fuese posible. Conozco y soy amigo de muchos jockeys para mi los mejores han sido Pat Day y Mike Smith, pero creo que cada caballo tiene su jockey. Están en mi lista Joel Rosario y Javier Castellano, entre otros”.

Sobre la vida de los caballos luego del retiro agrega: “Es una gran responsabilidad de todos. Yo tengo un caballo y es mi responsabilidad. En Estados Unidos hay una gran cantidad de propietarios que apoyan la fundación “Old Friends” en Kentucky, que se ocupa de los caballos que dejan de correr y donde residen sus antiguos amigos (propietarios) pueden ir a visitarlos. Ahí vive el crack Silver Charm cuando dejó su etapa de padrillo, los propietarios tenemos que ser más conscientes de esa dificultad que tenemos con los caballos de carrera”. Sobre las carreras en Europa y EEUU “me gustan las carreras europeas. Me gustan más sus pedigrees, en Estados Unidos piensan en la precocidad. Los europeos piensan más en largo y por ello me gusta más. Si hablamos de superficies, me gustan más la de césped porque normalmente llegan mas juntos. El pasto es natural para ellos, corren más rápido y aceleran más”.

Quedó mirando una carrera de viernes a la noche, de 1000 metros. No importaba la categoría, sino disfrutar de una carrera de caballos. De ello se trata. Tuve la suerte de disfrutarla con Gary, como la charla de dos burreros que les detallé en esta nota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)