GRAN PREMIO JOSÉ PEDRO RAMÍREZ

"Es lo más importante que me pasó"

El entrenador Alcides Perdomo demostró feliz con la doble victoria de Hielo; “es un verdadero crack”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Como un gol. Julio César Méndez celebra su triunfo en el Hipódromo de Maroñas.

Una vez finalizada la gran carrera en la que Hielo se coronó como el mejor por segunda vez consecutiva y entró en la historia centenaria del Gran Premio José Pedro Ramírez, el entrenador Alcides "Pico" Perdomo no pudo ocultar su tremenda felicidad.

Tras pasar frente a los palcos y recibir las distintas condecoraciones, habló con Ovación sobre lo que ocurrió algunos minutos antes, un acontecimiento que no olvidará jamás.

"Ganar la carrera más relevante del calendario hípico nacional en dos años consecutivos con el mismo caballo, es lo más importante a nivel deportivo y laboral que me pasó en la vida, estoy muy emocionado, al borde de las lágrimas", manifestó el popular "Pico".

El entrenador tenía confianza, pese a los pronósticos y lo difícil que suele ser repetir corona, de que el caballo iba a responder: "Hielo ratificó en la cancha la enorme confianza que le profesábamos en la previa a la carrera".

Todas las palmas se las llevó el jinete Julio Méndez, que manejó el trámite a su antojo, lo trajo siempre expectante en la tercera posición, a las grupas de los líderes, jugó sus energías a los 300 del disco y el caballo sumó a sus palmarés el segundo gran Premio José Pedro Ramírez.

"Ajustamos el training, el caballo se puso en forma y hoy ha demostrado que es un verdadero crack en toda la línea, ganó con holgura, levantando en vilo a la afición", relató Perdomo contando cómo fue la previa al gran evento y los resultados obtenidos con gran éxito.

El trabajo no queda en una persona, ni sólo en el jinete o el entrenador, hay un equipo por detrás que posibilita los resultados. Sobre este asunto, "Pico" afirmó: "Este es el fruto, y quiero recalcarlo, de un equipo de trabajo realmente espectacular que sin su apoyo incondicional las cosas no habrían salido todo lo bien que salieron.

En sus retinas quedará por siempre el cariño que la gente le profesó al equipo y destacó el saludo de todo el Hipódromo de Maroñas al jinete y la cabalgadura en su pasaje frente a los palcos.

"Realmente fue espectacular, otro Ramírez repleto, no cabía un alfiler. Fue una gran orgullo", manifestó.

Hielo volvió a ganar, quedó en la mejor historia del Ramírez en una edición que será difícil de olvidar.

"El grito de Hielo viejo nomá, me puso la piel de gallina", remató Perdomo feliz de la vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º