DESDE EL DISCO

El goteo de los días de vareo

HÉCTOR GARCÍA

Héctor Puchi García

La pistas de Maroñas son pilares fundamentales para la actividad, para los sangre pura, los cuidadores, jinetes, vareadores, peones y todo aquel profesional o trabajador que depende de la actividad.

La pista abierta en el cada día es como el goteo de un suero, el día a día se asemeja a cada gota que alimenta la ilusión de la vida como así el regreso a la actividad. La pandemia pega duro y de ella depende cuánto va a durar el goteo de nuestro suero. La hípica no es un paciente en estado critico, es un paciente que necesita de su suero, de su goteo con las canchas abiertas para que todo el turf aguarde de la mejor forma la resolución del regreso de las carreras.

Se han tomado medidas y ellas se han acatado. No sabemos cuántos litros de suero vamos a necesitar; sí sabemos que necesitamos del hipódromo para que la hípica siga.

Muchos de los que trabajan en las mañanas se llevan sus “garbanzos” para alimentar la olla de su casa, por ellos las canchas de vareo deben seguir abiertas aguardando la campana de largada.

Los edificios cerrados, el gimnasio cerrado deben seguir así mientras que nosotros debemos cumplir con las normas para que la actividad no se detenga. Que siga goteando, con las pistas y nuestra gente, mientras el turf aguarda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error