turf

Fitzgerald dejó en rojo al teletimer

En 1´31”70 sobre césped húmedo, el defensor de La Fe recorrió la milla en excepcional marca cronográfica

Fitzgerald Villanueva
Sin alas. Pero volando va el pupilo de Jorge Firpo en busca del disco de clásico dominical

Héctor García  

En una espectacular exhibición, el zaino Fitzgerald ganó de forma brillante el clásico “Benito Villanueva” G3 disputado en la víspera en Maroñas en mas que excelentes 1’31”70 para recorrer la milla pactada.

El defensor de las sedas “La Fe” salió a mover contienda desde apertura de gateras, detuvo teletimer en 21”95, 43”60 y 1’07”47 en los primeros 400, 800 y 1200 metros respectivamente para derrotar con amplitud a Maratón por dos cuerpos y medio. Arribó en tercer lugar Fustic, tras larga atropellada a cuerpo y medio cerrando el marcador rentado Almoradi a varios cuerpos de su compañera de sedas. El quinto lugar fue para Fifth Day.

La carrera tuvo brillo por la presencia de Fitzgerald, que dominó a sus rivales en una muestra de subido valor. Su jockey, Luis Alberto Cáceres Aranda, confesó luego de la carrera: “El caballo no se agarró a la pista, nunca pude ponerlo a correr, solo cuando se acercó un rival. En los 300 finales le mostré la fusta. Sería bueno que en estas carreras dejen a los caballos varear en la pista de césped”.

Se desliza que, de tomar más contacto con la grama -que se encontraba húmeda- el descendiente de Put it Back en esta distancia puede bajar el tiempo de ayer, que fue excelente.

Cuando los ocho participantes de la prueba estelar largaron, fueron Almoradi y Fitzgerald a mover en vanguardia. Cerca se ubicaban Fifth Day, Maratón -de mala largada-, El Topo y Gauche dejando en extrema retaguardia a Fustic con Smash. Cuando los líderes pasaron Villa Violeta, Fitzgerald llevaba ventajas sobre Almoradi; luego quedan, a unos tres cuerpos, Maratón, El Topo y Fifth Day. Detrás de ellos se movían Gauche, Smash y la única dama del lote, Fustic.

Al girar última curva, con Luis Cáceres quieto sobre las cruces de su conducido, Almoradi intentaba acortar distancias al igual que Fifth Day y Maratón, que busca tercer andarivel para ir en la búsqueda del puntero, mientras desde el fondo Héctor Fabián Lazo impulsa a Fustic.

De 300 al disco fue un monólogo de Fitzgerald, que no tuvo en ningún momento la carrera comprometida.

Apenas se le acercó Maratón, lo despidió sin problemas solo con un aviso por parte del salteño. Llegó a la meta con claras ventajas brindando una lujosa exhibición. Buena carrera de Maratón, un caballo puntero que tuvo una mala suelta.

Ganó Fitzgerald, rompió los relojes y deja por sentado que en césped será muy difícil vencerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)