EMPRENDIMIENTO

Una empresa con trayectoria mundial desembarca en el Caribe para crecer

Con negocios en Europa, Australia y Estados Unidos, la empresa de Teo Ah King estudia el mercado sudamericano tras desembarcar en el Caribe.

El predio donde se construirá un hipódromo en la isla de Santa Lucía, en el Caribe. Foto: El País.
El predio donde se construirá un hipódromo en la isla de Santa Lucía, en el Caribe. Foto: El País.

Pasó por Uruguay, en un viaje por Sudamérica, Teo Ah King. Es el fundador de varios emprendimientos a lo largo y ancho del mundo, entre otros, del China Horse Club desde el 2012 y de DSH Caribbean Star Limited, que incluye un hipódromo en la isla de Santa Lucía (Caribe) junto a un complejo habitacional, mejoras en el puerto y hoteles. Lo acompañaron Eden Harrington, jerarca al mando de varias de las industrias que maneja Ah King, y Juan Carlos Capelli.

“Este es un viaje que iniciamos en Santa Lucía y nos fuimos directo a Panamá”, comenzó diciendo Ah King. “A partir de ahí partimos hacia Buenos Aires y luego Uruguay. Es nuestra primera vez en Sudamérica. Estamos conociendo Punta del Este y viendo por qué es tan famosa y tan aclamada internacionalmente”.

“Como saben, somos una empresa establecida proveniente de Asia y hace aproximadamente seis o siete años comenzamos a expandirnos hacia Estados Unidos, Australia y Europa. Estamos aquí, explorando y observando para luego informar a nuestros inversores y asociados todo lo que vemos, los amigos que hacemos y las personas con las que viajamos, como Horacio (Espósito) y Pablo (Kavulakian), al mismo tiempo que entendemos y disfrutamos la experiencia y la cultura”, añadió.

Teo nos dio un resumen sobre el turf en China: “Están estudiando desde hace muchos años para hacer del turf uno de los deportes nacionales. Nos encontramos preparando todo en relación a las políticas nacionales y hemos invertido en China y en Mongolia, en donde se podrán correr carreras y esperemos, en un futuro, poder usarlo para convenciones y negocios”.

“Tenemos una oficina en Shanghái para diferentes tareas en donde recibimos invitados de todas partes del mundo. Así que las cosas van muy bien. Por eso la razón de nuestro viaje a América Latina es explorar las posibilidades de establecer futuras relaciones. Por suerte, estamos ahora en Santa Lucía, en términos de acuerdos e inversiones en ese lugar y también introduciendo caballos, en área de polo, carreras, entre otras”, explicó.

Con referencia a la isla, “en Santa Lucía comenzamos a explorar en 2015 y en estos cuatro años hemos promovido las carreras. Este año, el 13 de diciembre estamos recibiendo un evento de clase internacional y a personas muy importantes en la isla. Por eso su gobierno es muy comprensivo. La inversión es de 2.600 millones y hoy en día incrementó el valor de la inversión a más de 4.000 millones”.

El empresario destacó que Estados Unidos es el tercer destino de la firma, después de Australia y Europa. “Empezamos identificando socios y llamando inversores. Nos sorprendió que en Estados Unidos son muy abiertos a pesar de la actual tensión entre China y ese país, pero las industrias nos recibieron con los brazos abiertos, lo que nos permitió competir de forma justa. Somos muy afortunados. En estos últimos años hemos logrado, con el China Horse Club más de 30 G1. Contamos con un equipo muy capaz y eficiente. El ejemplo es el triple coronado Justify”, contó.

Tanto Teo como Eden sabían a dónde venían: “Hemos escuchado mucho acerca de Sudamérica en conferencias internacionales. Comenzamos en Australia y una vez que fuimos a Europa llegamos a América del Sur. Yo creo que ahora sí estamos listos como grupo para poder identificar socios. Por eso pensamos que estamos aptos para la introducción de nuestros futuros socios. Me encanta este lugar. Me gusta lo que veo, la gente con la que estamos trabajando”.

“Es importante explicar por qué trabajamos en nuestros proyectos junto con el gobierno”, añadió Eden. “Lleva de tres a cuatro años identificar primero al gobierno como socio y también a los sectores públicos. Se debe reconocer el potencial del país. Nos tomamos nuestro tiempo y a veces el tiempo te toma a vos, basados en nuestra industria para ver cómo esto pude beneficiar a todos. Porque una vez que empieza, no se pueda parar”.

Teo Ah King. Foto: El País.
Teo Ah King. Foto: El País.

Carreras

Theo regresó al tema carreras: “La historia de las carreras en China no es reciente, sino que fueron los británicos los que lo trajeron y era un deporte muy popular. Estos centros tenían entre 20 y 22 carreras al año. También realizaban grandes festivales, como los que tenemos ahora con un aproximado de 20 a 30 mil personas”.

“China es conocida por sus fábricas pero hay una historia detrás de las carreras de caballos. Tenemos personal, jockeys, caballos de generación en generación y de familias que trabajaron con caballos”, aseguró.

“No venimos a intentar comprar un caballo acá, sino que es un concepto diferente -explicó el empresario-. Es más bien una oportunidad para la industria en Uruguay, para promoverse a sí mismo en China. Es una oportunidad para Uruguay. En China hay espacio para todos, porque la gente pide cosas distintas y tienen diferentes gustos. Podés tener un caballo que gane una notable carrera en Uruguay, Sudamérica o China y la gente quiere eso, y se pregunta cómo lo consigue. Esa es la mentalidad que buscamos explicar ”, dijo.

Eden tomó la palabra: “Ahora te puedo hablar de los elementos clave para Santa Lucía. Hasta hoy, mientras hablamos sigue siendo un pequeño país, sin embargo nos gusta. Yo vengo de Singapur, es del mismo tamaño que Santa Lucía. Tiene su historia y es una población muy chica, con tan solo 145.000 habitantes. Lo que nos llevó fue el mercado internacional, fuimos y nos gustó. Primero identificamos a los líderes, qué necesitan. Nuestra filosofía es determinar qué podemos hacer primero para el gobierno, para las personas, y hacemos exactamente eso”.

“Pero lo más importante es que las carreras crean empleos, por lo que llevamos programas de entrenamiento para tener una nueva industria. Nada nos impide decir que el año que viene podríamos tener caballos del sur, esperamos tener inmigración y emigración. Tenemos un programa para alentar a los inversores calificados para invertir en Santa Lucía. Tuvimos apoyo de los miembros del gobierno”, agregó Eden.

Turismo.“Seguramente sabes lo que es el turismo para la economía de una nación. Pero uno de los desafíos que tiene la nación es dar servicios, lo que incluye hoteles. Hoy Santa Lucía es tan solo una parada en el camino, queremos que en Santa Lucía se comience o se termine el viaje de los cruceros. El cliente puede quedarse en el hotel por unos días antes de irse en un barco. Ahí tiene restaurantes, se entretienen. Todos estos turistas, futuros clientes vienen a la isla. Y tendremos personal entrenado para llevar a cabo estas responsabilidades”.

Juan Carlos Capelli, Teo Ah King y Eden Harrington. Foto: El País.
Juan Carlos Capelli, Teo Ah King y Eden Harrington. Foto: El País.

Como parte del plan, en 2020 construirán hoteles y escuelas. Son escuelas conectadas con diversas partes del mundo, incluyendo a los Estados Unidos. Entonces ahora puedes venir a Santa Lucía, no solo para invertir sino que también vienes a educarte y después está el pasaporte con el certificado por una de las mejores escuelas del mundo y otro certificado que te permite ir por el mundo para estudiar en las mejores universidades tanto en América como en Europa. También te permite obtener trabajos en estos lugares, te cambia todo”.

“Esto es relevante para los negocios y para la gente local ya que otorgamos becas para quienes no podrían tener la oportunidad de estudiar aquí, y asegurarnos que haya locales también. No es lejos, ustedes se encuentran en el Sur”, dijo.

“El ejemplo, que es real en el caso del Caribe, es Santa Lucía. Es proactiva, vieron los mejores beneficios para el país. Así se crea una asociación a largo plazo con mente abierta. Nos dejaron conocer a gente muy interesante, diferentes países. Pero de nuevo lo decimos, estamos abiertos a los comentarios ya que es un ida y vuelta. El ejemplo es muy relevante”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)