Turf

La Conferencia brindó valiosas experiencias

Nueva York es por estas horas la sede mundial del turf.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Conferencia. Autoridades de HRU y LARC en Nueva York. Foto: Archivo El País.

Ante un auditorio colmado dio inicio ayer la Conferencia Panamericana, en la que Carlo Rossi, de Chile, dio una visión sobre la importancia de la importación y exportación de las carreras de caballos, y el método chileno para emitirlas antes y después de cada reunión local.

Por otra parte, fue distinguida la participación del británico Nico Rust, quien remarcó el valor que se le está dando al chequeo del sangre pura de carrera, cuidando todos los detalles para que no se use ninguna sustancia prohibida para su estimulación, desde su nacimiento hasta su retiro aún superando lo requerido por la IFHA en cuanto a este neurálgico punto.

La participación de Diego Mitagstein fue punto alto exponiendo sobre la llegada de sementales a Sudamérica al momento en que en Europa y en Estados Unidos ya los dejen en segundo nivel.

Xavier Hurstel de PMU entregó un panorama del Turf francés, que recibe 2.800 carreras al año y exporta su señal a 19 países.

Hurstel expresó, además, que el turf compite con otros deportes y que deben superarse día a día para mejorar su producto.

El cierre estuvo a cargo de Guillermo Liberman que habló sobre la realidad de las carreras en Sudamérica y sobre los detalles relacionados a las mismas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)