TURF

Otra de Clifford ahora con coraje

En emotivo desenlace, el zaino se graduó de ganador clásico, de punta a punta y con total solvencia

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Zona de espejos. Primero el del Stud Nueva Historia.

En segundo término de la reunión se disputó el Clásico Álvaro Vargas Guillemete sobre 1.200 metros, con una recompensa global de $ 350.369. Siete "potros" ocuparon cajones de gateras.

La previa por cartilla y movimientos matinales auguraba un trámite parejo y un desenlace apretado. Los hechos corroboraron tal expectativa.

No se dieron tregua a lo largo del desarrollo, los "nenes" llegaron en pelotón a la sentencia y brindaron un espectáculo de primer nivel, llenando de regocijo a los tribuneros que a lo largo de toda la recta vivaron a sus preferidos.

Apenas formalizada la carrera, el zaino Clifford encolumnó filas, a sus grupas se ubicó Abayubá, tercero expectante Lucky Luke a dos largos. Posicionados en mitad de lote venían Don Lomba, Hooligans y Ess Golfista. Cerrando la marcha Halim, que tuvo inconvenientes detrás de gateras dando por tierra con su jinete. Engaterado el hijo de Little Warm salió bajo de partidores y se limitó solamente a terminar el recorrido.

Medio giro sin variantes, ya en terreno recto el grupo se mostró más compacto. A la altura de los 300 valían todos los gritos. Sus rivales pugnaban por alcanzarlo, pero el hijo de Ecclesiastic no mermó, mantuvo posiciones de avanzada y ofreció en el desenlace el plus de caballo bueno.

Su concepto crece carrera a carrera y está en él ratificar por plata todo lo bueno que a ininuado hasta al momento. Julio César Méndez realizó un capolavoro en sus cruces. Saltó bien, no perdió un metro a lo largo del recorrido y cuando las "papas quemaban" lo llamó al orden. El pingo puso lo que hay que poner a lo largo de 112"13/00 de competencia y cruzó ganancioso el disco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)