TURF

Se cierra el fin de semana con el Denby

Son 4 reuniones de jueves a domingo en Melo, Las Piedras y Maroñas. Falleció el párroco Robin Traverso, uno de los socios de Impérrito. 

juvenile disco
Socrates y Mourinho

Las primeras ocho carreras del fin de semana van el próximo jueves en el hipódromo de Melo y le siguen nueve en el pedrense, donde se disputa el Junta Departamental de Canelones, un atractivo handicap para veloces sobre 1000 metros.
La sabatina, en el Jerárquico, abre con el único clásico del fin de semana, el José Martinelli Gómez, sobre césped y 1.200 metros. Tuvo escasa convocatoria ya que solo anotaron cinco ejemplares. Las veinte de Maroñas cierran el domingo, cuando la prueba más atractiva es la última. Se trata del handicap especial Alberto Denby, que recabó 16 inscripciones en prueba que va sobre 1.300 metros.
El handicap de Las Piedras tiene una docena de anotados, de empalizada a flanco externo largarán en noveno turno: Moga Victory (58), Bridgestone (50), Palaoro (54), Mascarpone (50), Taraska Mia (52), Fastuoso (56), Brianzo (55), The Machine (52), Belo Palpite (60), Berraco (55), Black King (50) y Piccolo (52).
En la sabatina se corre el único clásico del fin de semana, donde se destaca la presencia del eximio velocista y pastero Mango Jangle, que enfrentará a Sacramento Dor, Pluralismo, Special Energy y Pepinillo.
Mientras que el domingo, en la décima y última se disputa el especial Denby con la presencia del campeón Sócrates, que tras un traspié en su regreso a pistas tras nueve meses de ausencia, con 59 kilos, larga de gatera doce. Enfrentará a Alto Voltage (56,5), Aris (54), Kataldi (56), Engineer (54), Little Royal (57), Flying Star (56,5), Pissarro (57), Escorpión (57), Keep Celebre (56), Mindcraft Plane (57), Bar Arocena (54), Better Cops (54), Makalu (55), Catchmeifyoucan (50) y Capitán Cañones (50).
Una carrera pareja en donde a priori, tanto Sócrates como Pissarro se posesionan como los grandes candidatos en base a rivales y kilos que llevan en su lomo.
Con pozos en dos cuatrifectas y carry over, los burreros pueden tener un muy buen desquite con el Denby.

ROBIN TRAVERSO. 

En el día de ayer nos dieron parte del fallecimiento del párroco Robin Traverso. Víctima del COVID-19, el querido Robin dejó de existir sin dejar un legado en nuestra afición.

Fue uno de los propietarios del crack Imperrito y aunque siempre nos decía “solo tengo la oreja”, Robin se acercaba al hipódromo cuando el defensor del “Viernes Asado” participaba de una carrera.

El 6 de enero de 2013, el pupilo de la familia San Martín obtuvo el Gran Premio José Pedro Ramírez y Robin estuvo en el podio con Pablo Falero recibiendo junto a sus socios las copas respectivas.

Fueron miles los fieles que se manifestaron en las redes sociales despidiendo a un párroco que tenía en su pieza, una cruz y una foto de Impérrito. Que descanses en paz, Robin, tus amigos del turf.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error