Turf

Cada carrera tiene su propia historia en el turf

Apenas se largo la contienda, Federico Piriz, jockey de Hillary C tuvo un percance con su conducida y cayó de su cabalgadura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Federico Fabian Píriz

De buenas a primeras se notaba que solo parecía un fuerte revolcón algo que se confirmó minutos después aunque hasta que no esté el parte médico y uno se acerque al edificio del Comisariato, queda la duda y la incertidumbre de la salud del profesional.

Piriz, dejó sólo un compromiso de monta y regresó a la pista rato después. En el ínterin vimos entrar presurosa a su señora al recinto de los profesionales para saber de la salud del "Pelado".

No fue más que un susto que deja el sabor amargo y minutos, que parecen horas, de incertidumbre. Gajes del oficio le dicen. Lo que también no fue agradable de observar fue a su conducida moverse con celeridad entre sus rivales sin su socio guiándola. Hasta que el palafrenero no logro sujetarla fueron momentos de real tensión que tuvieron su pico alto en el palo de los 200 cuando Héctor José Guedes corría en línea recta hacia la meta preocupado por una rival sin jockey que se desplazaba a solo metros suyo y que no se sabe que reacción puede tener. Una carrera. Mil historias.

Esta fue con un final sin nada que lamentar pero que mantuvo en vilo a toda la afición. Una carrera, un pingo, un jockey. Juntos siempre van en busca de la gloria. En este caso por separado pudieron contar una historia que pudo tener otro final. El reconocimiento a los profesionales del Turf que trabajan los 365 días del año en una industria sin chimeneas, que regala alegrías y de las otras. Ellos son pilares fundamentales para el andamiaje de este maravilloso deporte. Gracias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)