Turf

El caballo es la estrella

El sangre pura de carrera es un atleta de alto rendimiento desde que nace

Jockey Club Las Piedras 2019
En el aire. Vienen los pura sangre y jockeys definiendo una carrera, unidos en busca del disco y para deleite del público.

El caballo pura sangre de carrera es un atleta de alto rendimiento. Nacen en un haras, establecimientos de cría que aquí en nuestro país tenemos y de muy buen nivel, donde luego de un cruzamiento de sangres -estudiado, con padrillos que en su mayoría son importados y con finas líneas maternas- el recién nacido goza de sus primeros meses con su madre para ser destetado y comenzar su larga preparación para ser comercializado o en su defecto ser domado, con personal de experiencia en el rubro para así comenzar su entrenamiento hacia su debut en un hipódromo.

Ya, desde ese entonces, el sangre pura tiene todo el confort para que su perfeccionamiento y acondicionamiento para llegar de la mejor forma al inicio de su preparación a disputar carreras sea el mejor.

En Maroñas el caballo de carrera es acomodado en un box, tiene su peón, su cama, se le trata de excelente manera para comenzar a ir a la cancha a diario si se encuentra en condiciones, ya que en Maroñas existen controles para animales fuera de competencia.

En la preparación para la carrera (su adiestramiento para entrar a las gateras, posterior largada) se les enseña cómo correr con otros animales en pista para quedar, luego de trabajos de rigor en distancias similares, listo para el debut. A todos esos sangre pura de carrera, que realizan sus primeras armas en cuanto a la competencia -un potrillo o potranca pueden llegar a debutar con poco más de dos años de vida, otros con más edad- no se les puede suministrar una cantidad específica de medicamentos, algunos de ellos durante toda su carrera en los hipódromos.

Cada caballo en Uruguay tiene su microchip. Para competir debe tener sanidad al día y un pasaporte equino, amén que el haras, luego de su nacimiento, lo registró en el Stud Book del Uruguay, símil al Departamento de Identificación Civil para los ciudadanos.

En cada carrera en Maroñas, Las Piedras y los hipódromos del Sistema Integrado Nacional del Turf, los caballos que ocupan el primer y segundo lugar, más el que el Comisariato de cada hipódromo disponga, pasan obligatoriamente por el Servicio Veterinario del hipódromo, que cumple con los máximos estándares en su rubro. El pasado año se le entregó al Servicio de Maroñas un nuevo certificado ISO. En el caso de las pruebas clásicas, los controles se realizan en un Laboratorio Certificado por la IFHA (la FIFA del turf). Maroñas hoy manda sus muestras a uno de ellos ubicado en Francia.

A todo ello, para correr al sangre pura se le trata como deportista de alto rendimiento, con chequeos, cambio de herraduras, etc. Como quien dice, se les acondiciona para la competencia. Hace ya años Maroñas provee a los jinetes de las fustas para que éstas sean de estímulo en carrera y para que no sufran durante y después de la carrera. Así como uno entiende que el deporte es así, lo piensa la mayoría de los 50.000 uruguayos que dependen directamente o indirectamente del turf.

Caballo en condiciones de correr, a la pista; quien no se encuentre apto, queda en el box en busca de su mejoría.

Reitero: son deportistas de alto rendimiento, que no tienen a la fecha y desde hace más de 130 años en nuestro país relación con alguna otra actividad hípica que, algunos, la han querido relacionar o salvar mirando hacia nuestro pujante turf.

Se viene otro fin de semana. Solo en Maroñas, peones, capataces, cuidadores, herreros, vendedores de insumos, propietarios, empleados del hipódromo, domadores, vareadores, integrantes de la Escuela de Jockeys y más esperan por otro fin de semana de competencias, en un ambiente sano y en un hipódromo que tiene el menor índice de desgracias en pista de toda Sudamérica.

Ambas pistas (arena y césped) esperan por la actividad. El espectador, pronto. Vuelve la magia de una carrera de pura sangre, en regla, bregando por la salud animal y cumpliendo todos los requisitos impuestos por las autoridades que rigen el turf mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)