En el Disco

El baúl del futuro es tono verde

HÉCTOR GARCÍA

Héctor García

La renovada carta clásica del próximo año (2020) tiene marcadas diferencias y grandes adelantos en relación al pasado.

Luego de inaugurada la pista de césped en Maroñas el 11 de marzo del 2018, el hipódromo tuvo su gran transformación y abrió una ventana al mundo con un escenario que sabe tener la mejor pista de césped del continente.

Varios son los profesionales que han tenido el placer de competir en ella y han lanzado loas sobre la misma. Para ese 2020 más del 40% de los clásicos se disputarán en césped y todas las categorías tienen pruebas sobre el verde con un calendario que se ajusta al paladar burrero.

Son muchos los padrillos que han sido importados con firme pasar en pistas de césped, así como vientres con pedigree pastero. Poder disfrutar la mitad de las pruebas estelares de la nueva generación en verde augura que, en un futuro, tal vez alguna prueba de la Triple Corona se corra en versión verde.

Mucha agua ha pasado, ninguna se ha estacionado y menos deteriorado la verde grama de Maroñas, que se muestra en gran forma a lo largo de sus dos kilómetros de longitud.

Todavía se recuerdan los grandes cambios del calendario 2019, hoy guardados en un pasado reciente cuando el Manuel Quintela se corrió en césped buscando la gatera del Latino, que tuvo su segundo triunfo oriental en la carrera continental.

Es el Maroñas del futuro, con un verde presente y una arena que se mantiene exultante desde 2003.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)