TENIS

Zeballos: "Tengo más libertad dentro de la cancha"

La vida cambió mucho para Horacio Zeballos. El campeón del Uruguay Open 2012 regresó a Montevideo ya con Ema, su hijita, además de su esposa y padres.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Horacio Zeballos

El que le ganó a Nadal la final de Viña 2013 siente el tenis de otra forma ahora. Actualmente está 74 del mundo, pero fue 39 ese año.“A los 80 voy a seguir contando que le gané a Rafa”.

—¿Qué cambió en su vida desde aquel 2012?

—Me cambió un montón. Pese a que no estoy en el mejor ranking, siento que mejoré un montón tenística y mentalmente. Lo más importante fue haber sido papá y afianzar más el vínculo con mi pareja. Tener esa fuerza de matrimonio y familia me dio más libertad dentro de la cancha. Me di cuenta que hay cosas más importantes que ganar o perder y eso me sacó cierta presión.

—¿Cómo influyó el cambio en las rutinas viajando con su familia?

—Es fundamental la ayuda de mi pareja. Este año viajamos mucho juntos. Hicimos tres meses de gira por Europa y Estados Unidos y ella bancó mucho. Es una mujer y madre increíble que ama muchísimo a nuestra hija y eso es fundamental. Intento ayudar en todo lo que se pueda y estar lo más presente pese a mis horarios. Esta nueva vida me cambia mucho la planificación de las giras. Si estoy en Europa, por ejemplo, intento jugar en Francia, Italia o Alemania para no tener que irme a Rumania y de ahí a Rusia y volver. Trato de no hacer más esos vuelos cansadores porque ahora hay que llevar muchas más cosas. Fuera de eso intento hacer la misma rutina y por suerte me está yendo muy bien.

—¿Y las noches, cómo las viene llevando para el descanso?

—Ema se despierta tres veces por noche, pero mi esposa lo sufre más. Igualmente tratamos de que no duerma mucho con nosotros, así lo recomendó el pediatra, que nos sugirió que tuviera su espacio con su cuna.

—¿Cómo le va a contar a su hija el triunfo frente a Nadal?

—La voy a sentar frente a la computadora y le voy a poner Youtube para que vea las dos horas y 50 minutos de partido. Igual se las puedo relatar porque lo vi tantas veces que le podría contar cada detalle. Me acuerdo cada golpe hasta el último punto. Además, soy uno de los únicos cuatro que le ganó una final en polvo de ladrillo en ATP. Los otros son Federer, Murray y Djokovic. Estoy agrandadísimo. Voy a ser el típico viejo de 80 años que va a seguir contándole a sus nietos y amigos que le ganó a Rafa.

—¿Cómo viene finalizando el año?

—Gané partidos en ATP, en Masters 1000, en Grand Slam. Gané cuatro títulos de ATP de dobles y otros de challenger. Si mantengo esta regularidad en 2017 seguiré creciendo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados