TENIS

Willis, el héroe de Wimbledon

El británico que pasó de profesor de tenis a rival de Federer en la catedral.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Festejo. Willis celebró con sus amigos el primer triunfo. Foto: Reuters

Cada año, cada torneo de Grand Slam tiene su propia historia, una de esas que dejan de ser anecdóticas para transformarse en memorables. Hoy, la cancha central del All England será testigo del protagonista de la historia de 2016 y, aunque justamente comparta escenario Roger Federer, no será el suizo quien acapare la mayor cantidad de miradas.

Marcus Willis, actual 775 del mundo, fue gordito, profesor de tenis y esta semana no sólo clasificó para el cuadro final de Wimbledon, sino que además jugará en segunda ronda ante el suizo, la última leyenda en actividad sobre césped. "Debo admitir que él es el favorito, que juega un poco mejor que yo", dijo en broma el británico tras pasar la primera ronda ante Rikardas Berankis.

Willis fue apodado the Cartman, por el niño gordito de South Park, pero en este 2016 se sintió fuerte como nunca y decidió probar suerte en Wimbledon. Debió pasar primero tres partidos de una preclasificación y luego ganar otros tres para ingresar al cuadro final. Tras vencer sucesivamente a Yuichi Sugita, Andrey Rublev y Daniil Medvedev, se transformó en uno de los 128 jugadores del torneo, pero además el de más bajo ranking desde 2004, cuando Mahesh Bopathi ingresó estando en el escaño 1.049, pero sin el mérito del esfuerzo previo, porque fue invitado directo.

Por amor.

Willis bajó 25 kilos gracias a una novia que conoció y a la que le contó que era tenista, que se iba a vivir a Estados Unidos porque ese deporte le era esquivo desde el ángulo competitivo y por eso se dedicaría a las clases. Jennifer Bate, la chica de la película, lo convenció de quedarse por amor y lo ayudó en su carrera.

"La historia de Willils es buenísima", dijo Andy Murray sobre su compatriota, con quien entrenó para la Davis. Federer fue más allá aún: "Estas son las historias que necesitamos. Es una de las mejores de nuestro deporte en muchos años".

Será el partido entre el siete veces campeón ante un extop 15 mundial junior, que da clases de tenis pero que "jugando en las ligas de Francia y Alemania venía invicto, así que sentí que no pasaría vergüenza". Y sobre el choque con Federer, apuntó: "Tengo muchas ganas de jugar con él, la verdad. Es una oportunidad de la que no dispongo muy a menudo".

Por otro lado, Goran Ivanisevic fue más contundente: "Me encanta esta historia. Es simplemente genial. Perfecta. Lo pondrán en la cancha central y es el partido más importante de su vida. Ya es un ganador. Él es la historia de Wimbledon y ya no puede haber nada mejor que esto. Creo que debería emborracharse a lo grande. No puede vencer a Roger Federer, no tiene ninguna posibilidad, pero no importa. Él es el hombre más feliz, si viene al partido sobrio o borracho no tiene ninguna importancia. Todo el mundo lo ama y lo apoyan y Roger será amable con él. Creo que debería jubilarse después de este partido. No hay nada mejor que esto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)