TENIS

El verdugo de Federer es un luchador

John Millman fue corredor de hipotecas para llegar a fin de mes hace cuatro años

Batacazo. John Millman se hizo gigante en Flushing Meadows y dejó por el camino a Federer. Hoy buscará su pasaje a semis ante Djokovic.
Batacazo. John Millman se hizo gigante en Flushing Meadows y dejó por el camino a Federer. Hoy buscará su pasaje a semis ante Djokovic. Foto: AFP

Año 2014. La carrera deportiva de John Millman no tenía muchas perspectivas a futuro. Una lesión en el hombro lo dejó inactivo durante casi una temporada y tuvo que salir a trabajar para mantener su economía en pie.

Desde mayo de 2013 hasta abril de 2014, el nacido en Brisbane hace 29 años no pudo jugar al tenis, ese deporte en el que se inició a los cuatro en una familia con mucho amor por esta disciplina, ya que su padre Ron tiene una academia y sus cuatro hermanas también lo jugaban.

Fanático del fútbol americano, el running y el golf, el deporte siempre está presente en la vida de este tenista que está en boca de todos por un partido que no fue uno más.

El martes por la noche, el australiano (actual número 55 del mundo) eliminó del US Open nada menos que a Roger Federer, el segundo de la clasificación ATP, tras vencerlo por 3-6, 7-5, 7-6 y 7-6 en 3 horas y 38’ para meterse en los cuartos de final.

Fue el mayor triunfo de una carrera deportiva que supo de tragos amargos y que hoy disfruta de un sorbo de felicidad.

John Millman, ese tenista que tuvo que ser corredor de hipotecas en Brisbane hace cuatro años para poder llegar a fin de mes porque en el deporte no lograba facturar, ahora se codea con los mejores del circuito.

Hoy enfrentará a Novak Djokovic, siendo el gran invitado del cuadro de cuartos de final y va por otro batacazo para transformarse en el mejor australiano del ranking mundial, ya que en caso de obtener un triunfo superará a Nick Kyrgios.

Lejos de ser un integrante de la nueva generación, Millman vive y disfruta su presente.

En enero, antes de empezar la temporada, el australiano escribió un artículo en PlayersVoice contando la faceta menos pública del circuito. “En Hua Win, Tailandia, donde a fines de 2017 hubo grandes inundaciones, fui a jugar un torneo y el transporte oficial no tenía cinturones de seguridad. Era una camioneta sin techo y podíamos caer en cualquier momento. No me lo imagino a Federer o a Nadal viviendo eso. Simplemente no sucedería. Pero así es la vida y a veces, cuando no todo está servido en bandeja, también hay momentos agradables e inolvidables”.

Y así como la vida lo enfrentó a situaciones adversas como tener que trabajar porque no podía jugar al tenis, también le regaló a John Millman un triunfo memorable ante el mejor de la historia: Roger Federer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º