TENIS

Venus y Serena le ponen sal y pimienta

Las hermanas Williams jugarán por quinta vez en este torneo, en un año que puede ser histórico para Serena.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Serena. Enfrentará a su hermana, Venus, en cuartos

El US Open suele darse algunos gustos, tanto de manera azarosa como exprofeso. Las despedidas de Sampras/Agassi, de Fish, los récords de Connors.

Ahora, en este 2015 en el que las miradas del tenis femenino, pero sobre todo de los aficionados locales, acorralados por la ausencia de jugadores con buenos resultados en el circuito, al ya de por sí espectacular atractivo de la histórica presencia de Serena Williams en un evento que puede llevarla aún más al nivel de leyenda, se le suma un partido también histórico.

Nuevamente se medirán en el torneo de la Gran Manzana las hermanas Williams.

Serena y Venus se eliminaran entre sí en cuartos de final, apenas tres partidos antes de la final que podría darle a la menor de las hermanas su vigésimo segundo título de Grand Slam, superando la marca de Steffi Graf, y de la misma forma el Grand Slam completo en un mismo año, algo que no sucede desde 1988.

Este partido de cuartos de final será el número 27 entre ambas, con las diferencias lógicas de las vidas que han tenido cada una de ellas en los últimos tiempos del tenis femenino.

Venus sigue jugando pese a aquel síndrome descubierto justamente durante una gira por suelo norteamericano. Serena por su lado, es la dueña absoluta del tenis de las damas.

Su ventaja en el tope del escalafón femenino es de más del doble de puntos que los que posee la su escolta, Simona Halep.

La ventaja en esa racha histórica de partidos es 15-11 a favor de Serena, pero en el US Open solamente en más de una década de coincidencia en el circuito, apenas jugaron cuatro veces, con dos victorias cada una.

Incluso las dos primeras veces que se enfrentaron en este torneo fue en finales consecutivas, y la última en la misma ronda que en este 2015, en cuartos.

Llegar a cuartos de final no le fue fácil a la menor de las Williams, quien estuvo cerca de irse con las manos vacías de su partido previo ante Bethanie Mattek Sands, cuando perdía 6-3 5-5. Sin embargo, como muchas veces que corrió de atrás, se repuso de forma contundente: ganó los siguientes ocho games y se llevó el partido.

La uno del mundo se impuso 3-6 7-5 6-0 en ese partido, y ahora 6-3 6-3 Madison Keys en octavos.

Luego de ganarle a sus 34 años a su compatriota de 20, ahora le toca medirse ante su hermana mayor, de 35.

Seguramente este duelo entre ambas sea el último que puedan ver los aficionados locales, y mucho más aún en una ronda tan cercana a las definiciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)