copa davis

Uruguay volvió al Grupo II muy rápido

Marcel Felder y Martín Cuevas ganaron sus partidos de individuales, y sin necesidad ni de disputar el dobles ni de esperar por la lluvia, los locales confirmaron su superioridad sin ceder sets en la semana

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay agradeció en cancha al público y la organización

Uruguay duró ocho singles y tres dobles en el Grupo III Americano de la Copa Davis. Fue tan grande su superioridad ante el resto de los equipos que ni siquiera necesitó del punto de dobles en la final ante Honduras.

Uruguay duró cuatro días en el Grupo III de América. Los locales, principales favoritos al ascenso, vencieron en los dos partidos de individuales a Honduras, y volvieron al Grupo II de la Copa Davis sin ceder sets ni partidos.

Los capitaneados por Enrique Pérez Cassarino no cedieron ni un set, mucho menos partidos, y rápidamente el Grupo II los espera para 2018.

En una jornada amenazante por los pronósticos de tormenta, a primera hora Marcel Felder derrotó 6-2 y 6-2 luego de 61 minutos a Keny Turcios, capitán y jugador de Honduras, para poner a Uruguay 1-0.

El veterano uruguayo, especialista en dobles desde su regreso al tenis, ganó su tercer partido en la semana, todos en singles, y se mantuvo con 100% de efectividad en puntos ganados con su segundo servicio y sin breaks en contra.

A segunda hora, Martín Cuevas cerró el ascenso tras vencer 6-4 y 6-0 a Jaime Bendeck tras 6-8.

De esta forma, los celestes, único país de los nueve participantes que tenía a todos sus jugadores con ranking profesional tanto en singles como en dobles, ratificaron su superioridad con contundencia y esperan el 2018 una categoría más arriba.

Los celestes vencieron sucesivamente esta semana a Cuba, Panamá y Costa Rica en su grupo y luego a Honduras.

“Por suerte se logró lo más importante, que era volver lo antes posible al Grupo II. Cuando sucedió lo de Guatemala el año pasado, con un montón de factores adversos, teníamos que decidir entre cambiar a un montón de jugadores y darle el paso a los juveniles, sin apuro por ascender y esperar lo que fuera necesario, o hacer este esfuerzo por retornar lo antes posible. Por suerte se dio porque fue un esfuerzo enorme de parte de la AUT y del club, y un compromiso muy fuerte de parte de los jugadores para esto sucediera”, dijo Bebe Pérez.

Por su parte Martín Cuevas señaló: “Fue una semana que arrancó bien y terminó mejor. Incluso supuestamente el clima no iba a ayudar este sábado y pudimos ganar la final sin que se interrumpieras por lluvias”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)