TENIS

Un trimestre para el olvido

Cuevas perdió en Shanghai y desde julio no avanza a una tercera ronda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En caída. Después del torneo de Hamburgo en julio, Cuevas no logró nunca ganar dos partidos en un torneo.

Pablo Cuevas fue eliminado de entrada en el Masters 1000 de Shanghai y más allá de que es la derrota de la temporada ante el tenista más alejado del ranking, ya que el local Di Wu está en el lugar 182 en el mundo, el tenista uruguayo desde julio no logra llegar a la tercera ronda de un torneo.

Resulta un dato paradójico si tomamos en cuenta que este es un gran año, pero que perfectamente se parte al medio en la primera quincena de julio.

Hasta la final del torneo de Hamburgo, en la que perdió sobre polvo de ladrillo por 6-1 y 6-4 frente a Martin Klizan (47 del mundo en ese momento), Cuevas había ganado dos torneos consecutivos (Río de Janeiro y en San Pablo) y había logrado llegar a la final de Nottingham, en el torneo que se disputó sobre césped, algo inédito en el tenis celeste históricamente.

Los octavos de final han sido en todo caso una buena medida, ya que jugó 10 veces allí y ganó la mitad de las ocasiones, en tanto que de las cinco veces que llegó a cuartos de final, en cuatro alcanzó las semifinales.

Ocho de las 14 veces que el tenista salteño jugó en la ronda de 32 ganó, seis de las 11 que participó en la ronda de 64 triunfó (son Masters 1000, Grand Slam o los Juegos Olímpicos) y ganó tres de los cuatro partidos de primera ronda en los torneos de Grand Slam, sólo perdiendo en el debut en Wimbledon contra Andrey Kuznetsov.

En total, pasando en limpio, 16 veces ganó en su primer partido de un torneo (sin importar el nivel), perdió seis, y en su segundo encuentro perdió siete de nueve partidos. Pero de esas siete ocasiones en las que llegó a tercera ronda, terminó ganando en tres de ellas.

Dos mitades.

Hasta Hamburgo incluido (semana del 11 de julio de este año), Cuevas fue cuartofinalista en Buenos Aires, donde perdió ante el español David Ferrer; ganó los certámenes de Río de Janeiro y San Pablo, ambos en Brasil; llegó a los octavos de final (tercera ronda jugando, por ende, tres partidos) del Masters 1000 de Madrid y también de Barcelona, aunque sólo jugó dos encuentros en ambos torneos.

Luego, el mejor tenista de Uruguay llegó hasta la tercera ronda en Roland Garros, donde perdió en la ronda de 32 jugadores ante Tomas Berdych, ocho del mundo por aquel entonces.

Luego de la final en junio de Nottingham, llegó la de Hamburgo y posteriormente perdió en su primer partido de Umag ante Gastao Elias, en ese momento 72 del mundo y el tenista de menor ranking que lo había vencido hasta este inicio de Shanghai.

Luego ganó y perdió un partido en los Juegos Olímpicos que se disputaron en Rio de Janeiro, el Masters 1000 de Cincinnati, el ATP de Winston Salem y el US Open.

El inicio de la gira de Asia fue con derrota frente al español David Ferrer en Beijing, antes de este encuentro frente al chino Di Wu.

Pensando en el futuro, Cuevas jugará antes de fin de año en el nuevo torneo de Amberes, en Viena y el Masters 1000 final de París Bercy.

Pese a que tiene la misma cantidad de puntos que Alexandr Zverev, Cuevas quedó en el puesto 22 con 1.700 unidades. De esta forma, el uruguayo perdió tres escaños y quedó apenas 20 puntos por encima de Bernard Tomic, pero sigue como el mejor tenista latinoamericano del momento, por sobre Delbonis, 46.

“BEBU” SUBIÓ 5

El resto de los uruguayos en el escalafón son Martín Cuevas en el lugar 424, subiendo cinco escaños; Santiago Maresca en el 942 (subió nueve), Nicolás Xiviller bajó tres y está 1371 y Marcel Felder cayó cuatro hasta el 1532.

En dobles, Pablo Cuevas está 40, Ariel Behar 111, Marcel Felder 369, Martín Cuevas 724, y Santiago Maresca 1099, todos ellos perdiendo lugares.

El único que trepó fue Xiviller que ganó 92 escaños y está 1020.

GRANT y ARUS

Guillermina Grant y Rodrigo Arus ganaron el Wilson Pro Tour cuya nueva etapa se disputó en las canchas de Nacional. Grant le ganó la definición 6-1, 6-0 a Micaela Domínguez, luego de vencer en semis 6-4, 6-4 a Milagros Abal.

Arus, en tanto, se impuso 6-4, 6-2 a Darío Acosta para quedarse con la copa, en un partido que tiene mucha historia entre ambos ya que han coincidido en varias definiciones de torneos profesionales en Uruguay. En semis venció a Bancalari.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)