ENTREVISTA

"Toto" Llanes, el tenista uruguayo del siglo XXI en la Copa Davis

El adolecente de Paysandú debutó a los 16 años siendo de los más jóvenes; ahora va por más aprendizajes y el objetivo de seguir creciendo.

Francisco "Toto" Llanes en el Carrasco Lawn Tennis.
"Toto" Llanes en el Carrasco Lawn Tennis. Foto: Marcelo Bonjour

Hace un año le tocó debutar en el equipo de Uruguay de la Copa Davis para cerrar la victoria 4-1 sobre Venezuela. En ese momento, “Toto” tenía apenas 16 años y unos pocos días, se transformaba en uno de los uruguayos más jóvenes en debutar y el primero del siglo XXI. Hoy Francisco Llanes vuelve a ser parte del plantel liderado por Pablo Cuevas y capitaneado por Enrique Pérez Cassarino para afrontar una posibilidad histórica al recibir a República Dominicana.

Ahora con 17 años (es del 16 de abril de 2002) ya está más maduro que hace un año, de mente y de tenis. En este tiempo asistió a los Juegos Panamericanos de Lima y a torneos junior en Suiza, Holanda y Alemania. “No era en ciudades grande. Por un lado mejor, porque era más sencillo para moverse y un poco más barato”, cuenta. “Busqué cierto nivel de torneos, grado dos o tres, lo que venía jugando. El año que viene tengo pensado, si me da el ranking, apuntar a los Grand Slam juniors, es el objetivo. Por ahora tengo que sumar en esta categoría para después jugar esos torneos que yo quiero”, explica Llanes, cuyo objetivo es clasificar a los Grand Slam junior, pero no se desespera.

Para eso necesita subir en el ranking junior. Ahora está en el lugar 246. “Tendría que estar mínimo 90 para poder llegar entrar a la qualy. Para entrar al cuadro principal, más o menos en los 50. Ahora vengo en buen nivel, no es nada imposible llegar a ese ranking. Tampoco nos estresa mucho a mí y mi equipo porque sabemos que el proceso es largo y hay un montón de cosas para mejorar. Sí necesito de los partidos exigentes constantemente para saber qué hay que mejorar”, comenta.

Francisco "Toto" Llanes en el entrenamiento en el Carrasco Lawn Tennis.
Llanes entrenando en el Carrasco Lawn Tennis. Foto: Marcelo Bonjour

Además, entre los dos partidos que le tocó jugar en los Panamericanos justo enfrentó a la dupla de República Dominicana, con dos de los tenistas que llegaron a Uruguay —Víctor Estrella Burgos y Roberto Cid— para los partidos del sábado (desde las 11.00) y el domingo (10.00). "Víctor Estrella estuvo 43 del mundo (en julio de 2015) y ya sabemos que juega muy bien. Él hizo la diferencia en el partido. Cid es más joven y no tiene todo eso que tiene Víctor. Sacaba muy bien, tenía buen golpe de fondo; en la volea por ahí nos daba puntos que Víctor no, que lo apretábamos y te devolvía una volea más fuerte todavía. Se tenía que jugar con cuidado".

Asistió con su compañero de entrenamiento Franco Roncadelli y Diego Gatti como capitán. “Estuvo muy bueno trabajar los tres juntos, viviendo experiencias. También para ver la humildad de los otros deportistas. En lo tenístico me llevo dos partidos muy buenos”, asegura.

Después de la participación en Lima se metió en la preparación como uno de los integrantes del equipo uruguayo de la Copa Davis. “Llego bien, era un buen momento para este tipo de competencia. Voy a aprovechar esta semana. La semana de preparación es la que más aporta, por ver la parte de rutinas que están Pablo y Martín (Cuevas), que te sirve para ver un montón de cosas. Los miro y ellos me dan consejos”. Además explica: “Bebe los pone como ejemplo a ellos en tema de actitudes, que no demuestran mucho en la cancha, que están con una tranquilidad buena en la cancha, que no se cansan de más”.

LLANES

Paysandú en su inicio, la familia y los estudios

Llanes cuenta que comenzó en el tenis de casualidad. “A los siete años hacía natación en Paysandú. Terminaba a las seis y mi madre me iba a buscar a las siete y media. Me quedaba el tiempo libre, entonces buscado recreativas empecé a jugar al tenis y me empezó a encantar. Comencé a entrenar más y con el tiempo le fui agarrando el gustito a la competencia”, explica. Luego se fue a vivir a Montevideo para dedicarse a tiempo completo al tenis. “Me vine a los 15 años. Ahora estoy viviendo solo para madurar, mis padres lo querían también. Me siento más maduro, estoy creciendo. Mis padres están en Paysandú. El liceo lo hago con exámenes libres. Estudio durante todo el año y cuando me siento capaz -y también estoy en Uruguay- voy hasta Paysandú a darlo”. Justo después de los Panamericanos tuvo uno. Además viene de una generación de tenistas sanduceros amplia, junto a Juan Martín Fumeaux, Francisco Erramuspe y Facundo de León. Fue una camada bastante buena de Paysandú. Tener esos jugadores nos permitió potenciarnos”, afirma.

ENTRENADOR

"Bebe" Pérez Cassarino, el capitán inserta a los jóvenes

"Siempre fui de la idea de acerar a los juveniles, primero como sparring y después se empiezan a sumar al equipo, más que nada porque son pocos los chicos que se dedican a jugar 'full time' en Uruguay, y son dos o tres semanas al año que pueden compartir, los entrenamientos, la rutina, la preparación, con jugadores que ya están insertados en el circuito y ya consolidados, como el caso de Pablo, Martín o Felder en su momento. Es una buena oportunidad para ellos y más pensando en el futuro que no van a estar", le comentó el capitán uruguayo a Ovación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)