TENIS

Todas las miradas puestas sobre Roger

Federer regresa en Miami luego de la operación de meniscos a la que se sometió el 3 de febrero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eterno. Roger Federer llega a Brisbane para arrancar una temporada de grandes retos. Foto: Reuters

Con los partidos que definirán los cruces de segunda ronda de los tenistas más importantes, comienza este miércoles el Masters 1000 de Miami, el segundo en el calendario que se disputa de esta categoría, la más importante que organiza el ATP Tour.

Por primera vez desde 2012, los 10 primeros del escalafón masculino están presentes en el torneo, completando 18 de los 20 primeros (la ausencia de esos dos tenistas permite a Pablo Cuevas ser el cabeza de serie 23 cuando en realidad está 25 del mundo).

Tres excampeones regresan este año: Novak Djokovic (monarca en 2007, 2011, 2012, 2014 y 2015), Andy Murray (2009 y 2013) y Roger Federer (2005 y 2006). Naturalmente Nole es el candidato no sólo por ser el uno del mundo y por su racha fantástica de 10 finales seguidas en los últimos Masters 1000 (ganó ocho de ellas), sino que en Miami ganó cuatro de los últimos cinco años y tiene racha 36-5. Por otra parte, ganó 24 de los últimos 25 años, perdiendo únicamente ante Tommy Haas en la cuarta ronda de 2013.

Con estos antecedentes y el cetro de Indian Wells ganado el domingo bajo su brazo, el de Belgrado va por igualar la marca de Andre Agassi de seis cetros en Key Byscaine.

Sin embargo muchas de las miradas se posan sobre Roger Federer, doble campeón en Miami y quien regresa luego de pasar por el quirófano el 3 de febrero para corregir un problema de meniscos.

El año venía interesante para el suizo, quien pese a definir un calendario más corto para este año había llegado a la final de Brisbane, donde lo venció Milos Raonic, y a semifinales del Abierto de Australia, donde fue derrotado por Djokovic. Pese a que participa por decimosexta ocasión en este torneo, en su última visita fue frenado por Kei Nishikori en cuartos de final.

El de Basilea jugó por primera vez en Crandon Park en 1999 (perdió ante Carlen) y recién en 2000 pudo ganar su primer partido. Ambos podrían enfrentarse en semifinales y eso genera una expectativa superlativa en un torneo que revivió el fuego del suizo con su anuncio de modificar su calendario para estar presente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)