TENIS

Thiem y Zverev están dando las grandes sorpresas del circuito

La nueva generación se apropió del Masters 1.000 de Roma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dominic Thiem.

Dominic Thiem y Alexander Zverev dieron sus grandes golpes sobre el polvo de ladrillo del Foro Itálico y se metieron en semifinales.

Mientras para el alemán esta victoria de ayer sobre Milos Raonic tiene el sabor de colocarlo por primera vez en su carrera en la ronda de los cuatro mejores de un torneo grande, para el austríaco no sólo es una dulce revancha de la final de Madrid ante Rafael Nadal, sino que además cortó la racha invicta del mallorquín, dominador absoluto hasta este momento de la temporada sobre canchas lentas europeas.

Thiem, siete del mundo y verdugo de Pablo Cuevas en segunda ronda, se impuso 6-4 y 6-3 a Nadal, que además del partido definitorio en la Caja Mágica, también lo había eliminado en Barcelona.

La racha de 17 partidos del español se vio cortada luego de 1:51’ y es el austríaco que ahora suma 17 triunfos en polvo de ladrillo, con sólo tres derrotas, es candidato a sorpresa en París.

Zverev, por su parte, se metió en sus primeras semifinales de Masters 1.000 tras vencer 7-6 y 6-1 a Milos Raonic, y jugará por su lugar en la final ante John Isner, quien a su vez derrotó 7-6, 2-6 y 7-6 a Marin Cilic. El alemán es 12 años menor que su próximo rival, a quien le ganó en sus dos enfrentamientos previos y además es el primer tenista teutón en llegar a semis desde que lo logró en 2002 Tommy Haas.

Vale recordar que Zverev jugó por tercera vez cuartos de final de un Masters 1.000, luego de perder en esa ronda ante Nick Kyrgios en Miami y Pablo Cuevas en Madrid.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados