TENIS

El tenis se vuelca por la transparencia

La Federación Internacional publicó informes sobre el doping y las apuestas en el deporte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Espera. Kuznetsov es uno de los tenistas que está clasificado a los Juegos de Río 2016.

La Federación Internacional de Tenis (ITF) saludó con beneplácito la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de permitir a los deportistas rusos participar de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y de paso dio a conocer detalles de los controles realizados a tenistas de ese país tratando de poner luz al asunto. Tanto el tema del dopaje como el de las apuestas, son dos de los más abordados y en los que ese organismo intenta colocar más luz de cara a la opinión pública.

Dos de los informes recientes más importantes emitidos por la ITF tienen que ver con esos temas.

El dopaje ruso.

Más allá de que la ITF toma recibo del informe McLaren, sobre cuya base fueron suspendidos todos los deportistas rusos bajo sospecha de un sistema estatal de dopaje y ocultamiento de estos hechos, el organismo rector del tenis salió a defender a sus jugadores.

De esta forma Andrey Kuznetsov y Evgeny Donskoy, en singles caballeros, Svetlana Kuznetsova, Anastasia Pavlyuchenkova, Daria Kasatkina y Ekaterina Makarova, en singles femenino, y Elena Vesnina y Margarita Gasparyan en los dobles irán a Río.

De acuerdo a los informes de la ITF, todos ellos fueron controlados rigurosamente en programas fuera de territorio ruso. En total se tomaron 205 muestras desde 2014, de las cuales 83 (40%) fueron realizadas durante períodos de competencia, y otras 112 (60%) fuera de los torneos.

De ellas, 111 (54%) fueron muestras de orina y otras 94 (45%) de sangre.

La ITF considera que son suficientes para que estos ocho tenistas hayan superado los requerimientos necesarios para ir a Río y por ellos saluda la decisión del COI.

De todas formas "la ITF aguarda la confirmación de parte de la Agencia Mundial Antidopaje de que ninguno de los ocho jugadores esté nombrado en el informe McLaren.

"La ITF considera que está absolutamente claro que estos atletas puedan participar de Río 2016", agregó el informe.

Las apuestas.

En este tema, el último informe de ITF se remite al segundo cuarto del año, de abril a junio, donde reporta 73 alertas de partidos sospechosos.

Vale recordar que los organismos del tenis han acordado con las empresas de apuestas nuevas formas de relacionamiento que han mejorado la búsqueda y represión de esta actividad de forma ilegal.

Esos 73 alertas provinieron de 30.353 partidos del tenis profesional, representando un 0.24% del total de encuentros disputados.

Los detalles.

Mientras no hubo ninguna alerta de partidos sospechosos en torneos de Grand Slam ni del circuito femenino, como tampoco en Copa Davis ni Federation Cup, apenas dos fueron denunciados en ATP.

Sin embargo en Futures se sospechó de 33 encuentros masculinos y otros 24 femeninos, mientras que en la serie challenger de hombres fueron 14 las alertas.

En comparación con el primer cuarto del año hubo un incremento, ya que de enero a marzo se encontraron 48 partidos sospechados de arreglos.

Vale recordar que la alerta no significa directamente que el partido esté arreglado, pero sí que se detectan comportamientos no habituales.

Existen diferentes razones que explican una actividad inusual en los patrones de apuestas: traspaso de información confidencial de los tenistas, detalles de estado físico o de fatiga y hasta circunstancias de su vida personal que lo puedan afectar. El organismo de control de la Integridad del Tenis (TIU) estará trabajando durante los Juegos Olímpicos.

El ultimo jugador sancionado por arreglo de partidos fue Marco Cecchinato, 143 del mundo, sancionado con 18 meses de suspensión y 40 mil euros de multa por varias actividades sospechadas.

Las primeras son de 2015 en el challenger marroquí de Mohammedia. En cuartos de final perdió 6-1 y 6-4 ante el polaco Kamil Majchrzak y se descubrieron conversaciones de Whatsapp tanto él como su amigo apostador Riccardo Accardi, diciendo que ganaron dinero con su derrota.

El siciliano fue acusado de otros cuatro casos: apostó a través de cuentas relacionadas con Accardi, alteró el resultado de un partido de dobles en Prostejov, suministró información confidencial a Accardi sobre el estado de salud de Andreas Seppi antes de su partido ante John Isner en Roland Garros 2015, y también sobre un partido entre Lorenzo Frigerio y Daniel Cox.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)