GASTÓN GAUDIO

"El tenis es perseverancia, ya que fracasás muchas veces"

A sus 36 años Gastón Gaudio disfruta del tenis desde otro lugar. Más relajado, compartiendo algunos momentos con glorias propias y ajenas de Argentina, el ex cinco del mundo y campeón de Roland Garros 2004 pasó por el club Alemán para dictar una clínica junto a Marcelo Filippini invitado por Petrobras. Entre película, exhibiciones y viajes a París, el “Gato” habló de gratitudes e ingratitudes del deporte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gaston Gaudio

—¿A qué se está dedicando ya más relajado fuera del tenis activo?

— El tenis es lo principal que tengo en mi vida y todo gira alrededor del tenis. Estamos haciendo una película con Guillermo Vilas y vamos a ir nuevamente a Roland Garros para hacerlo junto a Juan Martín del Potro y Gabriela Sabatini. Estamos organizando cuándo, cómo y dónde vamos a filmar allá. Lleva su tiempo, es complicado pero es divertido. También haremos algún par de exhibiciones sobre fin de año con "Gaby".

—¿Participa de exhibiciones habitualmente?

—Juego de vez en cuando alguna exhibición dependiendo de con quién y dónde sea. No es lo que más me divierte del mundo jugar tanto al tenis ahora porque la magia no se mantiene. El físico a veces no da y no me gusta hacer papelones. Por eso cuando me divierte el lugar voy. Por ejemplo, en Roland Garros participo del torneo de Leyendas desde el año pasado. A veces participo de alguna etapa Senior, pero no juego tantas.

—¿Se imagina participando del circuito Senior de ATP?

—No jugando todo el circuito. Sólo si el lugar y quienes participan me parecen divertidos. Ahí me prendo.

—El año pasado debutó en el torneo de Leyendas de Roland Garros a 10 años de haber ganado la copa. ¿Cómo se sintió?

—Es muy raro. Parece muy loco que hayan pasado ya 10 años. Es un poco angustiante ver cómo pasa el tiempo tan rápido, pero siempre es espectacular jugar ahí. Me divierte, la paso genial y estoy en París, que es la ciudad que más me gusta en el mundo. Es el lugar donde más feliz estuve, así que siempre está bueno regresar.

—¿Tiene fresco cada momento de aquel día?

—En mi cabeza no parece lejísimos, parece que fue hace dos días, pero pasaron diez años. Es una locura. Diez años es un montón de tiempo. Me acuerdo de todo: de cuando volví al hotel, cuando llamé a mamá… todo. Son momentos increíbles. Cada vez que regreso a ese lugar se revive todo mucho más. Todo lo feliz que estuve en ese momento se mantiene en mi memoria y me hace sentir muy bien.

—Con Guillermo Vilas coincide con la idea de que en la carrera sólo se juegan cuatro partidos excelentes, ¿por qué?

—El tenista está acostumbrado a que hay que ganar como sea, con lo que hay en ese día. Si te ponés exquisito a pensar, sólo jugaste tres o cuatro partidos en toda tu vida como realmente quisiste hacerlo. Es difícil sentir que la cosa viene bárbara cuando estás jugando, porque no es real. En mi vida hay sólo tres o cuatro partidos o momentos en partidos. Más que eso no hay.

—La final de Roland Garros sin dudas no fue de los mejores.

—Con Coria no fue el mejor de mi vida. La situación te va llevando a lo que tenés que hacer. Estás en una final y tenés que ganar. Ahí estaba en juego el sueño de mi vida y no podía pretender que me saliera todo. Está muy lejos de haber sido el mejor partido de mi vida, pero sin dudas fue el más importante.

—¿Cómo fue entregarle la copa de Buenos Aires este año a Rafa Nadal, 10 años después de haberlo eliminado ahí mismo 0-6, 6-0 y 6-1 en cuartos?

—Estaba jugando en mi casa, en mi torneo, frente a mi familia. Contra Rafa siempre fueron batallas. Nos matábamos dentro de la cancha. Por ser en Buenos Aires era una sensación diferente. Ahora me lo volví a encontrar 10 años después, con todo lo que pasó en su vida que lo transformó en un tenista nunca visto y hasta tal vez el mejor de la historia. Esta es otra de las lindas posibilidades que te da el tenis y que nunca te las imaginás. Tener esa posibilidad de entregarle el trofeo a Rafa, que seguramente sea lo mejor que tenemos en nuestra vida, es enorme. Estoy sumamente agradecido.

—Se lo vio sufrir mucho dentro de las canchas. ¿Qué le dice a los niños que quieren practicar este deporte competitivamente?

—A los que son jovencitos y pretender jugar al tenis les digo que no conozco ningún otro deporte en el que si querés ser bueno y vivir de él, haya que dejar la vida como en este. Esto se trata de perseverancia 100%, ya que vas a fracasar un montón de veces antes de llegar, pero hay que levantarse y seguir. Es un deporte bastante frustrante, porque empezamos 32 cada semana a jugar un torneo, pero sólo uno va a ganar. Básicamente, todas las semanas perdés, pero hay que seguir y seguir. No hay otra.

—¿Cuándo se dio cuenta que ya no se iba en primeras rondas y podía ser competitivo en el circuito?

—Todo es un proceso. Primero te conformás con ganar un partido en el circuito. Después te vas sintiendo cómodo y te entra la ambición de estar más arriba. Querés ganar un torneo de ATP y cuando lo ganás te das cuenta que ya sos parte de todo esto y ya querés volver a ganar siempre. Todo se va dando con el tiempo y la perseverancia. En un momento te tomás confianza y te das cuenta que ya no podés perder.

El "Gato" disfruta poder ver a "los tres mejores de la historia"

n "Estamos en una etapa espectacular del tenis, con los mejores tres de la historia", dice Gaudio al ser preguntado sobre lo que opina del tenis actual. Djokovic, Federer y Nadal dominan, aunque él asegura que quien más lo divierte es el suizo. "No miro tanto tenis. Depende del partido. A Roger Federer me divierte mirarlo o si hay algún partido especial o importante, lo veo. Este año fui dos días al Miami Open y la pasé bien, pero no me muero por ver todos los partidos". Sobre el tenis argentino, indicó: "Está complicado y difícil. Del Potro es la figura, está lesionado y no juega seguido. Se vienen años complicados. Tuvimos unos muy buenos con la Legión y el público está malacostumbrado. Se piensa que es normal tener tantos jugadores entre los 100 primeros y ganando torneos cada semana, pero no lo es. No es fácil y estaría bueno que tanto la gente como el periodismo valoraran lo que teníamos antes".

EL PERFIL

eL 5 DE ATP EN 2005

n Gastón Gaudio debutó en el profesionalismo en 1996 y se retiró en 2011, aunque su último partido fue la derrota 0-6, 2-6 ante Pablo Andújar en la primera ronda de Kitzbühel 2010, torneo que había ganado en 2005. Fue cinco del mundo en abril de 2005 y sumó ocho títulos en su carrera, incluyendo el inolvidable Roland Garros 2004 cuando derrotó de atrás a Guillermo Coria 0-6, 3-6, 6-4, 6-1 y 8-6 tras tres horas y 31 minutos de un increíble partido. Fue el primer tenista argentino en ganar un título de Grand Slam desde Vilas en 1977. También el primer jugador que salvaba un match point en la final y luego ganaba la copa de los Mosqueteros en 70 años. También jugó otras ocho finales de individuales y ganó tres de dobles. Se retiró con una marca de 270-196.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados