URUGUAY OPEN 2015

Squillari: "Espero tener una linda semana"

Franco tiene buenos recuerdos y buena actualidad en Uruguay. Fue en la cancha central de Nacional que ganó sus primer dinero en juveniles. Ahora regresó al país para trabajar por primera vez con Máximo González en ocasión del Uruguay Open.“Mi mejor partido fue cuartos de final de 2000 ante Albert Costa en Roland Garros”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Squillari

—¿Ya es costumbre venir a Uruguay?

—Ya en los últimos años antes del retiro venía muchísimo. Durante las pretemporadas alquilaba un apartamento en Punta del Este y ahora ahí tenemos el club Ituzaingó con mi hermano, donde manejamos cinco canchas todo el año y estamos en el verano.

—Pero en esta ocasión el viaje es por trabajo en el tenis.

—Sí, vengo a ayudar a Máximo González y espero que tengamos una linda semana.

—¿Cómo llegó la vinculación con él?

—Soy muy amigo de Gustavo Marcacchio, que es el técnico anterior de Machi, y me pidió si podía acompañarlo esta semana y eventualmente en la pretemporada en diciembre.

—¿En qué proyectos de tenis está trabajando?

—Estoy con la Federación Italiana. Ellos traen a sus mejores jugadores juniors a Argentina durante la mayor parte del verano e incluso algunas semanas en el resto del año y a veces viajo yo a Italia. Ahora tenía tiempo y ganas de estar con Máximo y acá me vine. También es lindo que te llame un jugador con trayectoria como él.

—¿No suena raro que cuando decimos que los sudamericanos estamos lejos de los torneos, los italianos vengan a esta región?

—Tanto Italia como Estados Unidos están llamando siempre a argentinos para trabajar. La predisposición de estar horas en cancha con los jugadores es una cualidad de nuestros entrenadores. Estamos hablando de mejoras en el tenis italiano, pero que al día de hoy tiene el mejor momento en años, con dos campeonas en el US Open, Fognini que venció a Nadal y juega el Master de dobles con Bolelli. Están fuertes y con proyectos.

—¿Cómo cambian los objetivos entre los Juniors y un veterano del circuito como Máximo?

—No lo conozco tanto, pero tiene las mismas ganas de un chico de 20 años. Tiene la ilusión de volver a estar entre los mejores 100 del mundo. El tenis tiene esto. En un momento estás asesorando a chicos sobre los torneos a los que tienen que ir y los vas llevando y de pronto saltás a un trabajo con este, con 32 años pero con una ilusión que me motiva a estar con él.

—¿Qué cosas se hablan con un tenista como él, que ya ha vivido tanto?

—Con él es convencerlo que tienen calidades y cualidades para dar un salto. Mantenerse sus últimos años entre los 70 mejores del mundo y que aspire a jugar los cuatro Grand Slams y los nueve Masters 1000. Que estos sean sus mejores años. Cuando yo me retiré, a los 30, ya no quedaba nadie. Ahora si se cuidan físicamente, pueden estar en sus mejores años.

—¿Cuál fue el mejor partido de su carrera?

—Cuartos de final de 2000 ante Albert Costa en París. Durante cinco años él fue candidato a ganar Roland Garros y cuando jugaba era uno de los rivales a vencer. Ya me había ganado tres partidos sin sacarle un set. Entré para hacer una buena actuación y terminé jugando el mejor partido de mi vida. Toqué el cielo con las manos al llegar a semis de París.

—Por qué es tan dificil jugar contra un zurdo?

—Porque todo viene al revés. Los efectos son contrarios y complican. Los zurdos tenemos esa ventaja, pero el peor partido para un zurdo es contra otro zurdo. Ahí es recto contra efecto contrario. La verdad que ser zurdo en el tenis no es mala idea.

Federer y Agassi lo recuerdan muy bien.

Franco Squillari nació el 22 de agosto de 1975 en Buenos Aires. Fue 11 del mundo en 2000, cuando llegó a semifinales de Roland Garros, y se retiró del circuito en 2005. Ganó dos veces Munich y una Stuttgart y llegó a otras tres finales de torneos ATP.

Tiene una racha increíble con Roger Federer, con quien nunca perdió un set en dos partidos que jugó. Pero además, tanto el suizo como Andre Agassi lo mencionan en sus referencias o libros. “Sí, es que compartí parte de mi carrera con jugadores que luego son leyenda, como Federer”, comentó Squillari. También el suizo dijo que “había cambiado su mentalidad después de un partido contra mí en Hamburgo. Que había roto dos raquetas y se había jurado desde entonces no romper ninguna más.”

“Agassi dijo en su libro que había jugado uno de los mejores partidos de su carrea contra mí en primera ronda en Roland Garros y eso le ayudó a ganar el título”, recordó Franco. El zurdo recuerda ese partido y afirma: “por qué no me habré enterado antes del partido que Agassi tenía tanto miedo de enfrentarme”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)