Roland Garros

Será en la próxima, Roger

Wawrinka eliminó a Federer, que ya tiene una nueva meta: Wimbledon.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Federer. Dice todo la imagen del suizo: se terminó París. Foto:AFP

FERNANDO TETES / EN PARÍS - OVACIÓN EN FRANCIA

Stanslas Wawrinka volvió a hacerlo. Ya le había cortado alguna vez el sueño a Federer en Montecarlo, uno de los dos Masters 1000 que le resta ganar, y ahora lo sacó de París. Federer se fue ovacionado, pero llegó llorando al vestuario.

Stan jugó un tenis impecable e implacable y ganó 6-4, 6-3, 7-6(4) al dos del mundo, campeón en 2009 y quien también había confesado esta semana que se le llenaban los ojos de lágrimas pensando en la oportunidad de ganar nuevamente este torneo.

El suizo llegó a la sala de atención a la prensa vestido de gris, cabizbajo y respondió con la misma pausa de siempre, o tal vez un poco más lento. Como si aún, y seguramente sucediese, el partido lo tuviera en la cabeza dándole vueltas.

"No creo que nadie se sorprenda con su nivel en este partido. Es una buena oportunidad para él, porque tal vez en Melbourne fue menos esperado, pero todos coincidimos que es en este torneo donde tiene más posibilidades", dijo consternado el dos del mundo.

Pese a ello tuvo tiempo para dejar escapar una sonrisa al responder sobre las formas en las que buscó ganar. "Cuando uno pierde siempre hay un montón de excusas. El rival, las condiciones, lo que quieran. Pero es lo mismo para ambos, para el que gana y para el que pierde. Uno de los dos llega a atender a la prensa feliz y el otro quiere sacárselo de arriba. Me toca explicar a mí y no sé muy bien qué decir. Creo que lo mejor es dejar a Stan que venga y tenga una buena conferencia de prensa y yo me voy (risas)", señaló.

De todos modos ya lanzó el alerta: "Nunca es demasiado temprano para pensar en lo próximo. Ya lo estoy pensando porque Wimbledon será mi gran meta del año. Allí es donde quiero jugar mi mejor tenis. No tiene nada de positivo perder este partido de cuartos, porque no necesito tener días extras, pero los usaré para estar en familia y recuperarme físicamente. Quiero estar bien para Halle y Wimbledon, que son mis metas. Quiero ganar Wimbledon y siento que mi nivel puede permitírmelo."

Finalmente dejó escapar su desilusión. "Perder es como para los periodistas escribir un artículo muy pobre. Sientes que te quieres matar después. Es la misma sensación cuando pierdes un partido. No hay nada bueno en perder, excepto cuando los aficionados dicen que fue un partido fantástico y que fue en placer de observar. Me pone mal cuando desilusiono a mis aficionados. Siento que fue una pena perder, una gran pena, eso fue lo primero que me vino a la cabeza, pero el camino sigue".

¿Lo verá?

"Rafa y Nole jugarán un super partido para el torneo. Todos estamos esperando para verlo. Fue bueno que estuvieran en el mismo sector del cuadro, es la gran oportunidad de ambos para llegar lejos en el torneo, incluso a la final. No creo que lo vea. No tengo idea, no sé dónde estaré de tarde. No creo que mirando tele, pero quién sabe. En una de esas…".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)