TENIS

La segunda juventud

De cuatro tenistas en las semis del Abierto de Australia, tres ya llegaron a su tercera década de vida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wawrinka. A los 31 años el suizo es cada vez más habitual en las instancias decisivas. Foto: AFP

La rueda increíble del tenis suele poner en primera instancia la sorpresa de los nuevos y esa sensación de que el cambio generacional está ya instalado en el circuito. Sin embargo, independientemente del duelo Roger Federer (35)-Stanislas Wawrinka (31), el Abierto de Australia llegó hasta las semifinales marcando nuevos récords de veteranía, con la notable ausencia de la nueva generación.

Tres de los cuatro semifinalistas están viviendo su tercera década: los dos suizos, además de Rafael Nadal (30), dejando apenas por fuera a Grigor Dimitrov, el búlgaro de 25 años.

Esa cantidad en la ronda de los cuatro mejores pisando los 30 no se daba desde Roland Garros 1968, cuando accedieron a ella Ken Rosewall (34), Pancho Gonzáles (40) y Rod Laver (30).

En Melbourne este año 46 de los 128 tenistas en el cuadro final estaban pisando ya las tres décadas de vida, justamente igualando la marca también establecida en ese Abierto de Francia de 1968.

La ronda de los cuatro mejores también marcó otros registros. Por ejemplo los dos suizos más Dimitrov, no en vano alguna vez apodado Baby Federer, completan un 75% de jugadores que ejecutan el revés a una mano entre los que están en semis.

Más datos curiosos de la ronda de los cuatro mejores, tomando en cuenta la semis jugada en esta madrugada y la de la próxima noche entre Nadal y Dimitrov, es que es la ocasión 21 en la que jugadores de un mismo país se miden en semifinales y esto sucedió ya dos veces en los últimos 16 años: en 2001 cuando Arnaud Clement derrotó a Sebastien Grosjean tras remontar una desventaja de dos sets, y en 2009 cuando Rafa Nadal derrotó a Fernando Verdasco.

Por otra parte, Federer y Wawrinka son dos de los tres tenistas que en toda la historia lograron llegar a la final de un torneo Grand Slam. Obviamente que la otra es Martina Hingis, 12 veces en la definición. Roger llegó a 27 y Stan a tres (las ganó todas).

Con el gran tenis y la historia que lleva detrás, suele olvidarse que Federer arrancó en el puesto 17. Wawrinka no pierde ante un tenista rankeado tan bajo como su compatriota (aunque parezca paradójico) en Melbourne desde que lo venció Tomas Berdych, entonces 21 del mundo, en la tercera ronda de la edición 2009.

Un venezolano que llevó a Dimitrov a las semifinales.

Daniel Valverdu es venezolano y se lo conoce más por su trabajo como entrenador de Andy Murray o de un paso por la silla de Tomas Berdych. Ahora trabaja con Grigor Dimitrov y puso al búlgaro de 25 años en el mejor lugar posible: llegar a jugar ante Rafael Nadal invicto en la temporada, con el torneo de Brisbane sobre sus hombros tras vencer a Raonic, Nadal y Nishikori. Es la versión pequeña de Federer.

Varios que pueden subir en el ranking.

La progresión de Rafael Nadal en el Abierto de Australia es tan notable que el español podría terminar en el top 4 nuevamente. El de Manacor empezó el torneo como noveno del escalafón, pero fue creciendo en confianza, tenis y ranking. Figurará como sexto jugador del mundo, excepto que Dimitrov lo venza y también gane el torneo. Pero si quien se impone en los próximos dos partidos es Rafa y se queda con el cetro de Melbourne, el mallorquín será cuatro del mundo debajo de Andy Murray y Novak Djokovic (asegurados en los puestos uno y dos) y de Stanislas Wawrinka. Federer, de acuerdo a cómo progrese, podría quedar 17, subir al 14 o terminar décimo si es el campeón del torneo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)