GUILLERMO VILAS

La revisión del ranking, la música y sus hijas

—Es que quienes ganaron algunos torneos aún estamos vivos. Había un sistema anterior y había torneos que parecía que eran sobre una superficie y fueron en otra, o que fueron adjudicados a quienes no los habían ganado. De pronto me vienen a preguntar y cada jugador empezó a dar los datos de lo que jugó. Yo he jugado y me he esforzado con el tenis. Me metí en este deporte y no salí durante muchos años. Me apasiona. Entonces yo tengo la presunción de que todos hacen las cosas de buena fe y por eso hubo errores que se van solucionando.

—¿Cómo tomó esta revisión de sus títulos y del número uno que le está realizando ATP?

—¿Pero si le dan el uno del mundo lo celebrará?

—Es que las cosas cuando sucedieron, sucedieron. Deben ponerlas al alcance del público para que valore lo que cada uno en realidad logró e hizo en el tenis. De todos modos hay una jugadora en la historia, Alteha Gibson, que por ser de color no la dejaban cambiar en los vestuarios y se cambiaba en la cocina. Ella vivió problemas mayores que lo que yo pueda tener por el ranking.

—¿Qué jugador se detiene a mirar ahora por la tele?

—A Rafael Nadal. Me gusta su manera de ser, comprende a los viejos y a los nuevos tenistas. Me gusta su estilo. Federer en cambio es un clásico. No hay que decir más que eso. Es Federer.

—¿Cómo ve el tenis argentino actual?

—El argentino siempre tiene un extra cuando todos van para otro lado. Siempre algo le sobra o va a faltarle. Lo que no veo en Argentina es que los tenistas hablen con sus pares. Es como que el grupo es de tal ciudad o de tal entrenador. Hay como una envidia instantánea cuando vos hablás de tenis. El argentino compite con sus pares en lugar de ver que el enemigo es quien quiere entrar.

—¿Qué pasó con "Dr Silva" y su vida musical?

—Es que tuve a mis hijas. Aún tengo el estudio y toco mucho, pero en un momento escribía las canciones y tuve que dejar porque estaba criando a mis hijas. Ahora estoy armando todo de nuevo. Seguramente se venga otro disco. Cuando dejé el tenis encontré mi otro yo en la música. Por eso estoy preparando temas nuevos.

—¿Es difícil ser padre de dos hijas que juegan tenis?

—Un padre o una madre tienen que hacer de sus hijos algo mejor o distinto, no ser la copia. Ya juegan en el circuito junior. Siempre las van a mirar como la hija de Vilas, pero ellas saben que lo son, así que no se van a asustar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)