TENIS

Raonic dio el gran golpe

El canadiense venció a Federer: es finalista en Wimbledon.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Triunfo. El canadiense dio el batacazo de Wimbledon y eliminó al suizo Roger Federer. Foto: Reuters

Milos Raonic dio el gran golpe del torneo y de su vida. El montenegrino nacionalizado canadiense se impuso 6-3, 6-7(3), 4-6, 7-5 y 6-3 a Roger Federer ("al de ahora, no al de hace unos años", como él mismo señaló luego del encuentro) y se metió por primera vez en su carrera en una final de un torneo de Grand Slam.

Como contrapartida, el suizo por primera vez se quedó fuera en semifinales en All England, donde buscaba su undécima final y octavo título.

El tres del mundo seguirá teniendo su marca histórica de 17 de los grandes, pero su barrera también seguirá siendo aquel Wimbledon de 2012, el último que supo conquistar. "Espero que no sea grave lo de la rodilla", dijo nervioso en la conferencia de prensa pos partido Roger, al asegurar que sintió dolores durante el partido de semifinales.

"Pude caminar y terminar el partido pero sufrí una caída muy diferente a las que he tenido en mi vida", dijo Roger, quien este año se perdió Roland Garros por un problema en la espalda y también debió operarse de meniscos tras el Abierto de Australia.

Como es habitual, Federer no le quitó méritos al rival, quien "sacó a casi 230 kilómetros por hora. Si hubiera estado bien o lesionado, hubiera sido muy difícil". Roger tuvo ventaja 40-0 en un 5-6 para ir a tie break en el cuarto set y tras tres doble faltas cedió el parcial que le costó el partido.

Raonic ya había vencido a Federer en Brisbane este año, es el primer canadiense en una final grande en varones y el segundo en la historia, después de Eugenie Bouchard.

A su frente estará el gran candidato, Andy Murray, dos del mundo, campeón en 2013.

El británico derrotó con menos problemas y jugando un gran tenis por un triple 6-3 a Tomas Berdych. Por tercera ocasión en igual cantidad de torneos de Grand Slam en el año, Murray está en la final, pero ahora ya no está "Nole" para frenarlo, como en Melbourne y París.

En su 11ª final grande, el de Dunblade jugará ante Raonic, con ventaja de 6-3, con cinco victorias al hilo, tres de ellas este año, en cinco sets en las semis de Australia, sin perder más que dos games en cuartos de Montecarlo y sobre el césped de Queens hace un par de semanas.

Una final con las caras repetidas.

Pasó medio año y Serena Williams y Angelique Kerber se ven nuevamente las caras. En la definición del Abierto de Australia la alemana se impuso a la estadounidense y le cortó la oportunidad de igualar a Steffi Graf con 22 títulos de los grandes. Pasó Roland Garros y Serena se quedó con las manos vacías al perder ante Garbiñe Muguruza, pero regresa a su tercera final de los grandes en el año para tratar de romper ese maleficio que la iguala con Graf.

En Melbourne, Kerber se estrenó como dos del mundo y rompía una racha que desde 2011 no tenía a una jugadora derrotando a la menor de las Williams en una definición grande. Valga como dato que nunca antes las finalistas de Wimbledon se midieron sobre césped, por lo que no hay medida anterior para equiparar el juego. La final femenina se jugará en All England a partir de las 10:00 de Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)