TENIS

Rafa escala rumbo a la cima

Nadal ya está séptimo y si vence a Raonic en Australia se irá al puesto seis

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters

Rafa Nadal y Milos Raonic prometen una dura batalla camino a semifinales del Abierto de Australia. Ambos llegan con una sed irrefrenable, ya sea por lo que fue uno o por lo que desea ser el otro. Para ambos es tiempo de demostrar.

Luego de cortar su peor racha adversa, con cinco torneos de Grand Salm seguidos sin llegar a cuartos de final, el de Manacor se planta frente al montenegrino nacionalizado canadiense jugando un tenis de altísimo nivel.

Antecedentes. El español derrotó 6-3, 6-3, 4-6, 6-4 a Gael Monfils, un viejo adversario desde la época de los mundiales Juniors de 16 años (del que participó también Pablo Cuevas en esa misma edición) y se encaminó para retornar a un selecto grupo de ocho jugadores sobrevivientes del primer Grand Salm de la temporada, en el que se muestra un crisol importante. En la madrugada, los suizos Roger Federer y Stanilas Wawrinka buscaban su espacio en semis ante Micha Zverev y Jo-Wilfried Tsonga, respectivamente, y en las próximas horas van por su espacio Nadal y Raonic, pero también David Goffin y el invicto de la temporada, Grigor Dimitrov.

Nadal, campeón en 2009 cuando derrotó a Federer en la final, tiene ventaja 6-2 sobre Raonic, pero el actual tres del mundo mostró que conoce la senda para vencerlo al ganarle 4-6, 6-3, 6-4 hace dos semanas en los cuartos de final de Brisbane.

Paridad.El año pasado se midieron dos veces y repartieron triunfos en Shanghai (ganó el español) e Indian Wells (triunfo del canadiense).

Casualmente nunca se midieron anteriormente en un torneo de Grand Slam.

La victoria en cuartos de final tras dos horas y 55 minutos colocó nuevamente a Rafa en ascenso en el escalafón, ya que empezó el torneo como noveno cabeza de serie, e igual posición en el ranking ATP, pero ya sobrepasó a Dominic Thiem y al propio Monfils, para ubicarse al menos séptimo. A sus 30 años, el mallorquín, con el debut como colaborador en el cuerpo técnico de otro balear y exuno del mundo como Carlos Moya, llegó por trigésima ocasión a los cuartos de final de un torneo de los grandes y en caso de ganarle a Raonic podría subir al sexto lugar, con un máximo de retorno al cuarto escalón si es el campeón en Melbourne.

Especial.
“Es muy especial para mí volver a estar en cuartos de final de un torneo de Grand Slam después de dos años”, subrayó Nadal. Es que desde que Novak Djokovic le cortó la racha en cuartos de Roland Garros, Rafa no estaba tan arriba en uno de los torneos mayores.

El otro partido de cuartos que se aproxima es el del sorprendente Grigor Dimitrov, quien terminó ganando 2-6, 7-6-2, 6-2, 6-1 y con el sueño de Denis Istomin, el verdugo de Novak Djokovic. De esta forma continúa con su racha imbatible de 2017, ya que comenzó el año ganando el torneo de Brisbane.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)