TENIS

Pronto para otra batalla

Andy Murray tendrá una dura defensa del número uno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Andy Murray

No tiene descanso el año de Andy Murray. Acaba de ganar ocho títulos en la temporada, lleva 19 partidos invicto, desbancó a Novak Djokovic de la cima y rompió el triunvirato de números uno del mundo que desde hacía casi 13 años llevaban adelante Nole, Roger Federer y Rafa Nadal. Pero ahora, en el Masters, le tocó el grupo más duro.

Al nuevo uno del mundo le correspondió por sorteo integrar la serie junto a Stanislas Wawrinka, Kei Nishikori y Marin Cilic, en principio el más difícil.

Ante el suizo, ganador del último US Open, tiene un parejo historial favorable 9-7, pero perdió tres de los últimos cuatro partidos que disputaron (lo derrotó en semis de Roland Garros en el único choque del año). Ante Cilic sale con racha 11-3, pero están igualados 1-1 este año y en el último enfrentamiento perdió 6-4, 7-5 en la final del Masters 1000 de Cincinnati. Finalmente ante el japonés está 7-1. Jugaron tres veces este año y le ganó dos, pero el último recuerdo es su derrota 7-5 en el quinto set de cuartos de final del US Open. Todo este contexto que le depara el torneo que comenzará el domingo en Londres tiene un final que está abierto y que puede volver a cambiar el ránking.

Novak Djokovic, por su parte, defiende el título en el que hay 1.500 puntos en juego que le permitirían regresar al número uno del ránking, ya que la diferencia con Andy Murray es de menos de 500 puntos.

El serbio se las verá ante Gael Monfils, Dominic Thiem (dos debutantes en el Masters) y Milos Raonic, por lo que su camino sería más accesible, ya que además si se suman los partidos ante todos sus contrincantes juntos, el de Belgrado suma 23 triunfos y ninguna derrota.

Solo este torneo le queda al británico para cerrar el año que lo llevó a la cima. Murray es quien tiene más victorias en la temporada (73), mayor porcentaje de triunfos (89.02% respecto a derrotas) y más títulos, con ocho.

El año pasado había llegado a 71 victorias y su mayor cantidad de copas las había recolectado en 2009 con seis trofeos. Desde que perdió en Roland Garros tiene racha 45-3, con 19 partidos ganados hasta ahora en forma consecutiva.

Mano a mano por el 1 del ránking

Tanto Andy Murray como Novak Djokovic dependen de sí mismos para cerrar la temporada en el liderazgo del ránking ATP.

Si el escocés gana el Masters no hay nada más que hablar. Djokovic, en cambio, tiene que ganar los cinco partidos del torneo, o sea los tres del grupo, y después semis y final.

No puede perder en la fase de grupos ni un partido, ya que aunque logre la clasificación a semifinales, un duelo perdido le impediría llegar al primer puesto, incluso aunque se lleve el título ya que no le daría puntos suficientes para desbancar a Andy si éste llega a la final invicto.

A partir de ahí es que surgen varias opciones y combinaciones que favorecen tanto a uno como al otro, para quedarse con el primer lugar de un ránking parejo hasta el momento y que puede sufrir variantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados