TENIS

París, su segunda casa

Rafa Nadal ganó su décimo trofeo en polvo de ladrillo al vencer a Stan Wawrinka en tres sets.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ganador. “Esto quedará en la historia”, señaló el español. Foto: Reuters

Llegó la décima y casi a la cima del ranking. Rafael Nadal volvió en 2017 a renacer de sus propias cenizas y este 11 de junio aumentó aun más su leyenda y su condición del más grande de todos los tiempos sobre polvo de ladrillo.

Stanislas Wawrinka, campeón en 2015, fue un espectador de lujo, casi en condición de sparring para que transcurriesen los 125 minutos que le insumió a “Rafa” vencerlo 6-2, 6-3 y 6-1, con paliza y dominio total. Por si fuera poco, que nunca lo será, al ganar su décima corona del Abierto de Francia en igual cantidad de finales jugadas, ahora el mallorquín quedó segundo del ranking, a 2.600 puntos de Andy Murray, un líder de escalafón que tampoco asegura contundencia.

El rey.

Nadal confirmó con su nueva copa de los Mosqueteros, que la temporada de polvo de ladrillo de Europa de este año era casi en exclusiva suya (sólo lo venció Dominic Thiem en todos los torneos que jugó en ese tramo) y sus manos al cielo y su dejarse caer sobre la cancha del estadio Philippe Chatrier fue un ritual repetido por décima ocasión, pero esta vez con signos de una historia que nadie podrá igualar. “Rafa” es el único tenista hombre o mujer que ha ganado 10 veces un mismo torneo de Grand Slam en la era Profesional, que se inició en 1968. Con una copa más figura Margaret Court, pero sus primeras coronas son entre 1960 y 1966, que luego completó de 1969 a 1971, más la de 1973, todas en el Abierto de Australia.

Nadal ganó en París de 2005 a 2008 y luego de 2010 a 2014, más este año.

Lleva jugados 81 partidos en su historia en este torneo, y sólo fue vencido dos veces en cancha: por Robin Soderling y Novak Djokovic; y en ambos casos antes de la final, ronda en la que está invicto.

Por otra parte, al igual que en 2008 y 2010, “Rafa” se corona campeón sin ceder ni un set. También quedó a un paso del récord de Borg, quien apenas perdió 32 games en 1978, ya que el español cedió 35.

El ranking.

Cuando parecía que quedaba menos nafta en su tanque, “Rafa” se acerca nuevamente al primer puesto mundial, pero también sumó una copa más de las grandes a su palmarés, que ahora tiene 15 de Grand Slam, apenas tres menos que Roger Federer, el líder en este rubro con 18.

Hace apenas un año “Rafa” tuvo que retirarse lesionado de París, sin poder jugar ante Marcel Granollers, y sin embargo 12 meses después levantó su título 53 sobre polvo de ladrillo, aumentando aún más su condición de más ganador en esta superficie.

Este año rejuveneció y cierra su temporada de polvo de ladrillo con 24 triunfo en 25 partidos, obteniendo su décima corona también en Montecarlo y Barcelona, y la quinta en Madrid. En total está 43-6 en este 2017.

Para Wawrinka queda el consuelo de trepar un lugar más y llegar al tercer puesto, desplazando al cuarto a Novak Djokovic, quien no pudo retener la corona y se fue al puesto más lejano desde 2009.

“Me genera mucha emoción saber que logré algo que quedará en la historia de este deporte. Ganar 15 títulos de Grand Slam es increíble, pero 10 en París es todavía más”, expresó “Rafa”.

“Nadal jugó lo mejor que puede jugar, eso es seguro. Pero no sólo en París, lo ha hecho durante toda la temporada sobre polvo de ladrillo”, aseguró Wawrinka luego de la final. “Se lo puede ver más agresivo y jugando más sobre la línea de fondo. Por eso es que está ganando nuevamente tantos partidos y torneos”, añadió el suizo. “Rafael Nadal es el mejor tenista de la historia sobre polvo de ladrillo”, confió el nuevo número tres del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)