TENIS

Pablo Cuevas y un triunfo para ir tras los pasos de Filippini

El tenista salteño volvió a ganar en Estoril y se convirtió en el segundo uruguayo con más victorias.

Foto: EFE
Foto: EFE

Con la victoria de ayer frente al Filippo Baldi, Pablo Cuevas no solamente se clasificó a los cuartos de final del ATP 250 de Estoril, en Portugal, sino que además, llegó a 210 triunfos en su carrera para seguir tras los pasos de Marcelo Filippini.

Es que el salteño superó los 208 partidos ganados por Diego Pérez, otro histórico del tenis uruguayo, y ahora está segundo, detrás de Filippini, quien llegó a 244 en el circuito profesional ATP.

En un partido que duró una hora y 29 minutos, Cuevas venció ayer a Filippo Baldi, número 155 del ranking mundial de la ATP, en cifras de 6-2 y 7-5 para alcanzar los cuartos de final del torneo que se juega sobre polvo de ladrillo en suelo portugués.

El uruguayo que esta semana se ubica en el puesto número 67 del ranking mundial, conectó siete aces contra cinco de su rival y además, tuvo un muy buen porcentaje de puntos ganados en el primer servicio con un 85% (35 de 40) para avanzar de ronda.

Ahora, en cuartos de final del ATP de Estoril, Cuevas se medirá ante el estadounidense Frances Tiafoe, que derrotó al japonés Yoshihito Nishioka y en caso de avanzar, jugará ante el ganador del encuentro que protagonizarán el francés Gael Monfils, tercer favorito del torneo, y el español Alejandro Davidovich.

El duelo ante Tiafoe será esta tarde a las 16 horas con transmisión de Directv Sports 2 (612 / 1612 HD).

Cabe recordar que el salteño se metió en el cuadro principal del ATP de Estoril como lucky loser y tras haber sido eliminado en la segunda ronda de la Qualy por Salvatore Caruso, tuvo revancha y en el debut venció al italiano en cifras de 6-2 y 6-2 para meterse en la siguiente ronda del certamen en la que derrotó al también italiano Filippo Baldi.

MADRID. Rafael Nadal arribó a la capital española para preparar el Masters 1.000 que se jugará en La Caja Mágica hasta el 12 de mayo. Nadal, actual número dos del mundo y campeón en cinco ocasiones del torneo madrileño, acompañado de su entrenador Carlos Moyá, aterrizó en el aeropuerto Adolfo Suárez donde esperaba por ellos el presidente de honor del certamen, Manolo Santana. El mallorquín irrumpe en el Masters 1.000 de Madrid sin título alguno en lo que va de la temporada y con la final del Abierto de Australia como el papel más destacado en cuatro meses del 2019.

El español, semifinalista en Montecarlo y Barcelona, afronta la conquista del sexto título en Madrid, el último logrado hace dos temporadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)