TENIS

La nueva generación ya llegó

Zverev venció 6-3 y 6-4 a Djokovic y se llevó el Masters 1000 de Roma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ganador. “Uno de los mejores partidos de mi carrera”, dijo. Foto: EFE

La carrera de Alexander Zverev pegó el vuelco que venía insinuando. El alemán derrotó 6-3 y 6-4 a Novak Djokovic en la final del Masters 1000 de Roma.

El líder de la generación de los 90 no dio espacios al ex uno del mundo para quedarse con su primera copa grande, la cuarta de su total y la tercera de este año.

"Creo que jugué uno de los mejores partidos en mi carrera", dijo el alemán de 20 años, quien además de confirmar su crecimiento, le puso varias frutillas al trofeo del Foro del Itálico.

Se transformó en el campeón más joven de este torneo desde que Rafael Nadal con 19 años se quedó con el trofeo en 2006, y es el campeón más joven de un Masters 1000 desde que su derrotado, Djokovic, fuera campeón en Miami en 2007 con 19 años.

Para estar al frente de su generación, Zverev necesitaba una copa grande, y por eso con el trofeo romano se transformó también en el primer jugador nacido en la década de los 90 que se corona en un torneo mayor.

Para su país, también es leyenda, ya que un alemán no ganaba un Masters 1000 desde el triunfo de Tommy Haas en Stuttgart en 2001, cuando la serie se llamaba Super 9 y el torneo bajo techo teutón formaba parte de esa lista.

Ahora se sumó a Haas, Boris Becker y Michael Stich como únicos jugadores teutones ganadores en este tipo de torneos.

Todo eso ha logrado Zverev no sólo por triunfar en Roma, sino porque además ya suma cuatro títulos, pero tres este año, ya que Roma se suma a Montpellier (le ganó la final a Richard Gasquet) y Munich (derrotó a Guido Pella en la definición). Tiene la misma cantidad de copas en sus vitrinas que Roger Federer y Rafael Nadal en el año.

De hecho, si se toman en cuenta los torneos grandes que se disputaron en 2017, tres fueron para Roger (Australia, Indian Wells y Miami), dos para Rafael Nadal (Madrid y Montecarlo, aunque también ganó Barcelona) y ahora Roma.

Como coronación de este momento supremo, Zverev es 10 del mundo esta semana, desplazando de ese lugar al belga David Goffin y llegando a su mejor colocación histórica, luego de partir hace una semana desde el puesto 17.

Djokovic.

perdió su cuarta final en Roma, aunque la mitad llena del vaso es que ha ganado otras cuatro. Pero más allá de todo, la gran novedad de la jornada por el lado del serbio, es que confirmó un secreto a voces: trabajará con Andre Agassi.

"Siento que hemos estado muy cerca el uno del otro, y que tenemos muy buenas vibraciones", afirmó.

"Él sabe de qué va esto. Conoce los valores familiares y humanos. Es una persona que me va ayudar tanto dentro como fuera de la cancha", añadió.

El primero en celebrar fue Boris Becker, ex entrenador del serbio y con quien logró sus mejores resultados de los últimos años. "Excelente elección. Les deseo muchísima suerte en el futuro juntos", escribió en su cuenta de Twitter el ex uno del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados