TENIS

"Nole" es cada vez más número uno

Djokovic se coronó en Miami, logró una marca histórica e iguala las 141 semanas a tope de Rafael Nadal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Festejo. Djokovic, con su habitual gracia, celebró su título en Miami Beach. Foto: AFP.

Novak Djokovic derrotó 7-6 (3), 4-6 y 6-0 a Andy Murray y se quedó con el título de Miami, completando su doblete en el primer par de torneos de Masters 1000 de la temporada. De hecho, esta victoria le permite al serbio ser el primer tenista en ganar consecutivamente estos torneos en tres ocasiones diferentes.

Incluso alcanzó la marca única de Roger Federer al hacerlo en dos temporadas consecutivas.

Para el nacido en Belgrado, fue su copa 22 de esta serie de Masters 1000 y como corolario este lunes reconfirmará su liderazgo en el ranking de ATP cuando iguale las 141 semanas al tope que ya sumaba el español Rafael Nadal.

Fue un comienzo de año redondo para el campeón del Abierto de Australia, quien sigue estirando las ventajas sobre Roger Federer, al final de 10 días en Crandon Park en los que el top 5 se movió y mantuvo al uno y al dos, pero colocó a Murray tercero, Kei Nishikori cuarto y al manacorí quinto.

El británico, por su parte, se lleva el consuelo de haber regresado a la final de un torneo de este nivel luego de años, ya que desde la definición de Miami 2013 (cuando justamente fue vencido por el propio Nole) no estaba en el partido por el título de un Masters 1000.

Djokovic también se suma a la lista de récords históricos con cinco cetros en Key Biscayne y su paternidad sobre el de Dunblade ahora se extiende a siete partidos, incluyendo este año la final de Melbourne y las semis en Indian Wells.

La final de este domingo marcó sets bien diferentes. "El primero fue una batalla muy física, en el que ambos jugamos un tenis muy parecido", explicó Djokovic.

"No sacamos bien, por tanto no tuvimos puntos fáciles, ya que hubo que ganar con sacrificio cada uno", explicó el líder del ranking, quien añadió que "por eso este partido fue particularmente tan cerrado."

En el segundo set Murray cometió menos errores no forzados, pero en el tercero fue quebrado de entrada y desde allí cimentó su triunfo Djokovic, desmoronando la táctica del escocés.

Además de confirmar estos conceptos, Murray añadió las condiciones climáticas, de un partido que comenzó a las 13 horas de Miami. "He jugado muchos partidos en Miami, y con este calor, pero la humedad aquí siempre me hace pagar el precio", dijo el nuevo tres del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)