TENIS

Nadal y otra sonrisa en polvo de ladrillo

El español ganó el título del Conde de Godó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rafael Nadal se quedó con el ATP 500 de Barcelona. Foto: REUTERS

La temporada de polvo de ladrillo europeo le sigue sonriendo a Rafael Nadal. Desde 2013 no comenzaba la mejor parte de su año con doblete, sumando Montecarlo y Barcelona, como acaba de hacerlo en este 2016.

El español se impuso 6-4 y 7-5 a Kei Nishikiori para retomar su dominio en el Conde de Godó, torneo que obtuvo por novena ocasión en su carrera, las mismas que el de Mónaco y que Roland Garros, que no gana desde 2014.

El primer cabeza de serie ganó tras 124 minutos de juego para cortar la racha de 14 paridos invicto del nipón en suelo catalán, donde había conquistado las dos últimas ediciones del Godó. Incluso para hacer más igualado el duelo entre el uno y el dos del torneo (que no se cruzaban en la final desde Rafa y Ferrer en 2008), tanto Nadal como Nishikori llegaron a la definición sin ceder ni un set.

A sus 29 años, Nadal ya tiene la misma cantidad de títulos sobre polvo de ladrillo que Guillermo Vilas (49) y por octava vez logra en una misma temporada los dos primeros torneos de la gira europea sobre polvo de ladrillo: Montecarlo y Barcelona. En total ya son 69 las copas que posee.

Luego de haber pasado por una sequía de ocho meses sin títulos (su anterior triunfo había sido en Hamburgo 2015), Rafa es el dueño del circuito en semanas consecutivas, una sensación que le parecía ya olvidada. Ahora la exigencia sube, ya que su próxima escala es el Masters 1.000 de Madrid, donde se cruzará con los top 4 que faltaron en Barcelona, pero por lo pronto ya está segundo en la Carrera de Campeones 2016, tras conseguir la corona 69 de su carrera.

Los Bryan dejaron a Cuevas sin la corona

Bob y Mike Bryan se quedaron por tercera vez con el título del Conde de Godó. Los estadounidenses se impusieron 7-5 y 7-5 sobre Pablo Cuevas y Marcel Granollers luego de poco más de una hora y cuarto de juego. Los campeones ya habían ganado en 2003 y 2008, pero dejaron ir la final de 2011. Fue el título 111 de sus carreras (récord histórico) y el segundo del año tras el de Houston. Para Cuevas fue su primera final en el torneo de dobles de Barcelona, mientras que el local, junto a Marc López, había perdido la de la edición 2012.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)