Tenis

Nadal ganó y fue auténtico

“No podemos inventarnos una excusa para que cada año sea especial”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
“Rafa”. Para mí lo especial es jugar Roland Garros”, dijo. Foto:

Luego de ganar 6-3, 6-3, 6-4 al local Quentin Halys, 298 del mundo y de apenas 18 años, el manacorí se refirió a muchas cosas, algunas de las que no había hablado antes, y otras de las que dijo que prefería no hablar antes que hacerlo.

Sobre su rival en el debut, Nadal indicó: "Es la dirección hacia donde se mueve el tenis actual, pero cuando se toma la decisión de arriesgar en cada uno de los tiros, también sabes que los errores están ahí mismo. Es el tenis de ahora, son jóvenes y agresivos. El circuito está tomando ese rumbo: puntos rápidos y jugadores fuertes."

También habló de lo que sucedió con Carlos Bernárdes, el árbitro brasileño a quien recusó y pidió a la ATP que de ser posible no le arbitre. "No es nada personal, le dije a la ATP que de ser posible y habiendo tantos árbitros, que no me lo pusieran en la silla. Lo primero es que no hay nada personal y que no estoy feliz con esto. Me encantaría tenerlo en la silla, pero no es posible. Seguro sucederá, pero por el bien de los dos, lo mejor es tomarnos un respiro", aseguró el español.

"En Rio de Janeiro me faltó el respeto. Si él quiere amonestarme cuatro veces que lo haga, pero en ese torneo me puse el pantalón al revés y le pedí para cambiármelo y me dijo que si lo hacía me amonestaría por exceso de tiempo. No me parece justo. Yo no puedo jugar todo un partido con el short al revés. Fue solo eso, lo respeto mucho, pero creo que debemos tomar una distancia", añadió.

Rey.

En medio de la charla un grupo de niños le mostró desde el otro lado del vidrio, ya sobre la calle, un cartel que decía "the clay has one King (and its no Djok) Vamos Rafa". Nadal se rió al ver que decía "el polvo de ladrillo tiene un solo rey, y no es broma (jugando con el apellido de Djokovic). Vamos Rafa".

Sobre este tema se refirió al regresar en 2015 a diez años de su primer título aquí y sobre las chances de ganarlo por décima vez. "No es un torneo más. Es Roland Garros, es el torneo más importante de mi carrera, pero lo que no podemos hacer es inventarnos una excusa para que cada año sea el más especial o el más importante", dijo, y puso ejemplos. "El primero porque fue el primero; el 2010 porque había perdido en 2009; cuando llevaba cinco porque empataba en seis con Borg; al siguiente porque superaba a Borg; y así sucesivamente cada temporada. No veo el motivo para que 10 sea tan especial. Para mí lo especial es competir en Roland Garros. Pero si no gano, no se termina el mundo ni mi carrera", añadió.

Se acomodó su gorro azul y siguió hablando hasta de lo que no quería hablar. Sobre la polémica surgida este martes al negarle la ATP el primer puesto del mundo a Guillermo Vilas, señaló: "Fue hace 40 años y me parece que al día de hoy no es lo suficientemente importante como para darle muchas vueltas. Por otra parte, y esto lo digo en serio, no sé qué edad tiene Vilas, pero 40 años después, a mí ya no me preocuparía si fui número uno o no".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)