roland garros

Monfils remontó y despidió a Cuevas

El uruguayo cayó 6-4, 6-7 (1), 6-3 4-6 y 6-3 frente a Gael Monfils en la tercera ronda del Abierto de Francia. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuevas estuvo a punto pero no pudo. Foto EFE

Gael Monfils derrotó 4-6 7-6 (1) 3- 6 6-4 6-3 luego de tres horas y media de un intenso partido en el estadio Suzane Lenglen, obviamente bajo una multitud de hinchas locales, que además un rato antes había disfrutado de Gilles Simon y Nicolas Mahut en cinco sets.

El escenario era perfecto para Monfils, quien al final agnradeció al público que lo ayudó a zafar cuando estaba 1-4 primero en el cuarto set, y 1-2 quiebre abajo en el quinto.

Hinchas que además, luego de la remontada del cuarto set, cantaron el himno local antes del inicio del quinto.

Durante el encuentro, el uruguayo comenzó quebrando en el séptimo game del primer set, pese a que el partido había comenzado con un ace a 207 kilómetros por hora del francés.

El salteño mantuvo sus restantes dos servicios y el local el suyo, y en 28 minutos se había ido el primer parcial ante la sorpresa del público, que no por ya conocer al uruguayo, se había sorprendido de su solidez.

En el segundo nuevamente Cuevas estuvo sólido, tuvo cuatro breaks a favor para tomar ventaja ya en el primer game, pero Monfils lo cerró con otro ace.

El robo del servicio del uruguayo fue en el sexto game, luego de tener tres chances Monfils. La primera la salvó Cuevas con una derecha al fondo, pero en la segunda confirmó el francés su quiebre.

Sin embargo en el juego siguiente fue el salteño, 23 del mundo, quien aprovechó dos dobles faltas del galo, en un game que había comenzado con una pelota que el juez de línea dio fuera pero el de silla confirmó como buena para el francés, quien enseguida conectó un nuevo ace.

Sin más quiebres, con algún salto acrobático de Monfils buscando la complicidad del público para un smash de 30-15 en el 5-5, se fueron al tie break, no sin antes el uruguayo salvar tres set points en pelotas de quiebre sobre su saque.

En la muerte súbita Monfils salvó su primer servicio con un ace, y luego una derecha ancha de Cuevas y otra en la red le dieron los primeros dos mini quiebres al 18 del mundo.

En su segunda tanda de saques salvó uno con otro ace para 5-1 y y quebró luego en la red para llevarse el set.

El tercer set lo vio más confiado a Monfils. Un drop para 1-1, un break point con toque en la red, y nuevas opciones para quebrar el uruguayo en el quinto game, que tuvo desde un saque de Cuevas que fue a la tribuna lateral, hasta los primeros y resonantes Allez Gael colectivos y organizados.
Sin embargo, en el séptimo game, con su servicio, el uruguayo dominó el juego con su derecha, disputando tal vez el mejor juego hasta entonces, y quebró en el siguiente para ponerse 5-3.

Salvó un break en contra y en su primer set point del tercer parcial, cerró ese tramo del partido a su favor.

Sin embargo el momento crucial llegaría en el cuarto set. Tras lograr dos quiebres de ventaja y jugando sólidamente, de a poco se fue desmoronando el partido del uruguayo.
Ya Monfils parecía perdido en cancha. En el tercer game Cuevas le quebró casi sin resistencia del francés, y en el quinto en cero incluyendo doble falta.

Monfils comenzó a pegarle a todo, y a trathar de retomar su movilidad y ritmo de partido. Tuvo sus primeros tres breaks para 4-2 pero el servicio justamente salvó al uruguayo, pero en la cuarta opción, Gael fue a la red a cerrar el juego.

Su game de servicio siguiente comenzó con dobles falta pero con el público a cuestas empujándolo y se puso 3-4 para en el próximo aprovechar al Cuevas más errático hasta ese momento.

Una volea en la red, una pelota ancha y una doble falta terminaron con el castigo de perder su servicio y que el partido quedara 4-4.

Un ace de Monfils dejó de pie a la tribuna y la conversión del primero de sus breaks para cerrar el set terminó de enloquecerla.

El local ganó cinco games seguidos y parecía camino a completar su tarea.

Sin embargo, luego de ir al baño para comenzar el quinto set, Cuevas volvió con quiebre pero nuevamente la pantera francesa ganó cuatro games seguidos, y ya con ventaja 4-1 tomó un respiro. Incluso tan grande que con su servicio en el sexto game pudo ponerse 40-15 pero corrigió, en favor de Cuevas, un fallo del juez que le otorgaba esa ventaja.
Cada uno mantuvo su servicio y el público deliró con el 6-3 final.

Un fuerte aplauso despidió a Cuevas, mientras Monfils hacia señas de abrazar a todos, y lo primero que decía en la entrevista pos partido era un gracias enorme a las tribunas.

A Cuevas le queda ahora jugar en dobles junto a David Marrero, este sábado a las 9 de Uruguay anter los argentinos Carlos Berlocq y Leonardo Mayer.

Monfils, por su parte, juega en cuarta ronda ante Rojger Federer, a quien le ganó en la final de la Copa Davis en este mismo complejo de Roland Garros su partido por la final de la Copa Davis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)